El año 2010 fue de grandes pasos en la Revolución Bolivariana; haber superado sin grandes dificultades aun cuando con muchos sacrificios, la crisis del capitalismo, venciendo los obstáculos que los ejes hegemónicos impusieron, es un indicador claro de la solidez alcanzada en once años. Minimizar el impacto de las políticas destructivas del capital permitió al Gobierno Revolucionario vencer carreras endemoniadas que en otros tiempo hubiesen sido degradantes y con efectos sociales, económicos y territoriales demoledores; sin embargo, a pesar de la orientación para reforzar acumulaciones para la misma clase que provocó la crisis y de la cual el pueblo norteamericano aspiró un cambio de rumbo, se pudo demostrar que está dispuesta a sacarle provecho máximo sin importarle los efectos que en el pueblo cree, por ello, quedó evidenciado que en nada se diferencia Obama de Bush y que el guerrerismo que aquel expresaba, éste lo continua, incluso con mayor intensidad, cosa que se reflejó en los ataques a los países del ALBA, por el golpe exitoso contra Honduras, los fracasos con Bolivia y Ecuador, el ahogamiento de Nicaragua y sobre todo en la injerencia directa para quebrar la Revolución Bolivariana y sacar del camino a su líder. Estamos terminando el año y quedó planteado un conflicto producto del nombramiento para Venezuela del nuevo Embajador USA, ya declarado inaceptable por el Presidente Chávez, debido a sus actos enemistosos hacia el país y su Revolución.

            De no haber tenido la política que la Revolución implementa desde 1999 el impacto por los cambios climáticos, los cuales fueron muy intensos, tanto en el períodos de sequía el cual trajo graves efectos, sobre todo para la electricidad por la disminución de los embalses obligando a una racionalización del uso de agua y de electricidad como nunca se había dado en la Historia Republicana, como en el período lluvioso, en el que se superó las cantidad de precipitaciones de 1999, año del evento de Vargas y 2004 año de las inundaciones de Apure y Falcón con miles de damnificados. Los casi 150.000 afectados directos de este año 2010 que la Revolución atendió en unos 500 refugios, nos dice la realidad por la que transita la humanidad, actualmente, derivada de este problema creado por el capitalismo y las grandes potencias. El documental Home, auspiciado en el marco del fracaso de la Cumbre de Copenhague, en la que ABA tuvo destacada actuación en defensa del clima y los Derechos de la Naturaleza, y de la realización en Noviembre pasado de la Cumbre de Cancum, nos dice que para el 2050 en el Planeta habrán más de 250 millones de “refugiados climáticos”; es decir, están hablando de poco menos del 4% de la población mundial; por lo tanto, al mismo tiempo que se debe estar preparado para los fenómenos climáticos los cuales serán más recurrentes, hay que emprender la superación de la escisión Sociedad-Naturaleza a la que nos ha llevado la “barbaridad” capitalista. La Revolución demostró que hay nueva política y aun cuando son más incruentos los eventos, los efectos sociales están siendo atendidos con mayor eficiencia y eficacia de manera tal que, aun cuando es el pueblo pobre el más afectado´, ya no están siendo abandonados a su suerte como solía ocurrir antes de 1998.

            La unión de ambas crisis, la económica y la climática pudo haber tenido resultados desastrosos para el pueblo venezolano, de no haber estado transitando Revolución; el evento electoral del 26S, nos dice que confía en sus políticas y le consolidó el poder al elegirle 98 Diputados que le aseguran Mayoría en la Asamblea Nacional para la continuidad revolucionaria; no sin antes dejar dada la lección necesaria, que describiéramos en artículos anteriores. Ha sido pues, un año de gran experiencia, y fue posible por cuanto se viene consolidando un nuevo poder, el poder popular cuya dimensión concreta está en la nueva territorialidad que se comienza a crear desde el mismo momento en que emprendió al Proceso de Comunalización. La experiencia iniciada con los Consejos Comunales se continuó este año 2010 cuando surgieron las primeras Comunas y junto a esta praxis de organización territorial, social, económica y cultural se crearon los instrumentos legales que darán coherencia y permitirán mayor consolidación del Poder Popular; nos referimos a las Leyes Orgánicas de Comunas, Contraloría Social Popular, Economía Popular, Consejo Federal de Gobierno y la Ley de Educación Universitaria con la que la AN cerró su ciclo de cinco años.

            La perspectiva del 2011 es muy clara, la tendencia histórica nos dice que viene un año de gran intensidad en la lucha; no tan sólo por ser año preelectoral; sino por cuanto será el primer año de esta praxis del nuevo poder popular al cual la oligarquía y el imperio le han creado obstáculos para que no naciera; y por la conducta política del oposicionismo, entregada a la dinámica neocolonizadora desde USA y Europa, su práctica, será para beneficiar oligarquía contra revolucionaria obstaculizando su fortalecimiento y todo avance de nuevas estructuras. El 2011 se torna decisivo para este proceso revolucionario. Todo cuanto podamos hacer para fortalecer poder popular, resultará beneficioso para el pueblo y avance de Revolución, de manera que, la concreción es la que se alcanza territorialmente, por cuanto permite ir construyendo socialismo, siendo su expresión más contundente, la que se da en la nueva organización territorial, pues no existe posibilidad de sociedad socialista dentro de un territorio cuya organización y estructura responde a colonialidad y dependencia; y como la ruptura es progresiva, el territorio socialista se construye de igual manera, progresivamente, con planificación y articulación de nueva geopolítica nacional e internacional, tal como lo define el Plan Nacional “Simón Bolívar”.

            Tal como se define en la presentación didáctica sobre Nueva Territorialidad el proceso seguido por el territorio desde los cambios colonizadores de inicios del Siglo XV seguidos por los de la nueva colonización después de 1830 y su profundización durante el Siglo XX por la petrolización, comienzan a tomar forma de nuevo espacio geográfico socialista, del cual La Comunalización es su proceso, la comunalización del gobierno regional su expresión política y la Comuna la nueva célula Geohumana que estructura nueva dinámica Geohistórica. Todo ello pasará por la necesaria expansión y universalidad nacional durante este año 2011.

            El Plan de Desarrollo Socialista del Estado Aragua está siendo concebido de tal manera que articula al estado no como un territorio aislado, como un en sí escindido, sino como una unidad continua territorial organizada regionalmente de manera integral, en lo que se constituyó como Centro Norte, el cual funcionó, para el capitalismo y su dominante colonizadora, como enclave que creó macrocefalia de poder, extrema desigualdad y asimetría con el resto del país, de manera tal que las acciones en perspectiva y prospectiva respondan para que la nueva regionalización integre relaciones desde los nuevos “ejes de desarrollo, previstos en la Regionalización del Consejo Federal de Gobierno, se atiendan las Comunas y Distritos Motores que impulsen desarrollo socialista del eje Norte Llanero, penetrado como cuña por el Estado Aragua; y la nueva estructura territorial del estado se articule coherentemente con lo planteado en el Plan Nacional “Simón Bolívar”, con la coherencia regionalitaria socialista del Consejo Federal de Gobierno y se vaya desmontando la estructura fosilizada de los viejos municipios generados en la colonia, dando paso a las Comunas, Distritos Motores y nuevas estructuras federales regionalitarias, en armonía con las comunitarias que van naciendo, superando escisión sociedad-naturaleza, sociedad-Estado, poder local-poder nacional, nación-imperio, capital-trabajo y todas aquellas contradicciones que impidieron organización social para la suprema felicidad del pueblo como lo soñó El Libertador.

            Como la crisis mundial del capitalismo aun se proyecta, en base a los informes de la OIT hasta el 2015, es importante la consideración de las experiencias exitosas de países como Brasil y la India quienes a partir de medidas que atendieron la creación de empleo masivo dentro de procesos productivos que atacaron las causas financieras que las provocaron, volcando el apoyo financiero del Estado hacia la pequeña empresa, entrando a profundidad al problema de la pobreza y el hambre, de manera que han ido superando la situación, bajando hasta 8 % el desempleo y logrando la relación ingreso-ocupación que es la contradicción fundamental que pesa en Venezuela. El Plan de Desarrollo de Aragua, está fundado como lo resalta el Gobernador, en la Comunalización del Gobierno Regional atendiendo con especial énfasis la generación de empleo productivo, endógeno, sustentable y en armonía con la naturaleza, desde cada lugar, considerando sus principios de contigüidad y adyacencia, en la que la pequeña empresa es vértebra, estímulo a la nueva forma de propiedad comunal y social, concibiendo al desarrollo desde una dinámica que permita superar la contradicción fundamental provocada por el rentismo petrolero capitalista enunciado por el Académico de la Historia Ramón Tovar y según la cual la fuente de ingreso más importante no es la principal fuente de empleo mientras que la principal fuente de empleo no es la principal fuente de ingreso. Prever la solución de esta contradicción desde el lugar para potenciar los esfuerzos y fortalecer poder popular, implica, dinámicas coherentes que superen otras contradicciones a escala, como las de capital-trabajo, sociedad-naturaleza, estado-sociedad y sobre todo las que entren de lleno a escala, desde la nueva institucionalidad y estructura comunal con base en una contraloría popular como se define en ley y haga que todo ciudadano y ciudadana se interese, como lo decía Rodríguez en su suelo para hacer el bien común.

            A manera de orientación y acompañamiento a esta labor de planificación y seguimiento, Fundaaldeas retoma de esta misma web el trabajo pueblo, cartografía e identidad en el que completamos una secuencia cartográfica de cambios estructurales impuestos al territorio Nacional y su sociedad desde el exterior para explicar el Proceso Geohistórico y sus Permutaciones que llevaron a esa contradicción fundamental citada a objeto de avanzar a escalas regionalitaria y comunitaria las acciones para la nueva estructura socialista. 2011 es el primer año de la Revolución en el que se comienzan a implementar estos planes que dan especificidad a las nuevas estructuras comunitarias y regionalitarias. Aun cuanto tenso, sin duda será un año trascendente para la formación del nuevo espacio geográfico socialista.