Los debates políticos de los “30-30” del CLEBA desenclaustrado en la recién instaurada sesiones políticas de los lunes abren la perspectiva para el estudio y profundización científica de las nuevas categorías derivadas por la iniciativa de “Legislar en la calle con el Pueblo” de manera tal que, permita a los legisladores “aprender desde el hacer” recomendado por el Maestro del Libertador Don Simón Rodríguez e instruida por el Comandante Chávez 180 años después a través de su concepción de “Toda la Patria una Escuela” que practica hoy el Presidente Obrero Nicolás Maduro con el “Gobierno de la calle”. Es un loable esfuerzo del CLEBA por reestructurar su dinámica en pleno Proceso Constituyente Territorial-Sectorial que vivimos para la Construcción de la Nueva Territorialidad de “Aragua Potencia” que concibe y construye el Gobernador Rodolfo Marco Torres dentro de esa coherencia y cohesión necesaria Pueblo-Partido-Gobierno frente a la guerra ya total que nos desató el Imperio y la Oligarquía tanto internacional como nacional.

            Se trata de concretar   la Resemantización integral del Tiempo y Espacio con la que el Comandante Chávez desarrolló la Revolución Bolivariana, desde la “Nueva Geometría del Poder” hacia el Nuevo Estado Comunal creando Nuevos Modos de Producción del Conocimiento y de praxis  que  se avienen al proceso revolucionario desde el tiempo real y condicionantes in situ de cada lugar donde sesiona, atendiendo al momento, con su respectiva concreción territorial, institucional y organización social. Don Simón Rodríguez, atendiendo a la lógica imperial afirmó: "La sabiduría de la Europa y la prosperidad de los Estados Unidos son dos enemigos de la Libertad de pensar, en América”  Veamos A los europeos, inventando medios de reparar un edificio viejo, por no tener donde hacer uno nuevo. Veamos a los americanos, en un país vacío, perplejos, o imitando sin necesidad lo que hacen los Europeos”.     No en vano siempre llamó  a “Inventar o errar”; toda revolución inventa, innova, crea nuevas condicionantes para poder resolver contradicciones y generar nuevas estructuras; pero sus resultados tienen que ser planificados, siguiendo estrategias históricas y bien definidas a escala en esa Geometría del Poder.

Asumiendo las categorías de poder explicadas por Dussel y que se plasman en el Plan Socialista Bolivariano 2013-2019, el ejercicio del poder ciudadano es “obediencial”, es decir, se fundamenta en el poder soberano del pueblo a través de la transferencia que le entrega al líder (Potentia) para que lo oriente, lo acompañe desde las direcciones que le establece en función de la suma felicidad que busca. Ese poder obediencial se cubre con la esencia Robinsoniana según la cual “No es absurdo el pretender que los que viven en comunidad sepan lo que es comunidad. No hay lego, por poco que sepa, que no sea sabio en la regla. El prelado que más se parece al lego es el más digno de mandar; y en punto a regla, todo lego ha de poder ser prelado”. He allí una premisa fundamental del “Nuevo Poder” pensado por Rodríguez desde una concepción ética en la que destaca al líder como “el prelado que más se parece al lego y más digno de mandar”; por eso, el líder que es pueblo, no es más que ese poder soberano con que ejerce sus acciones políticas a través del prelado que ha logrado ser, como un en sí que lucha por su propia felicidad. Es ese en sí el que lo reviste de “Autoridad” que todos y todas aceptan para unidad, cohesión y coherencia. Tal cual señala Dussel, “el poder no se toma, se le reconstituye y se le ejerce críticamente en vista de la satisfacción material de las necesidades, en cumplimiento de las exigencias normativas de legitimidad democrática, dentro de las posibilidades política empíricas” (Dussel, pg. 112 “20 tesis de política”).

Esto es posible y factible, por cuanto la dinámica fluye desde la  institucionalidad revolucionaria (Potestas, según Dussel) que rompe con el “poder fetichizado”, para que todas las acciones humanas se cumplan dentro de ese sistema estructurado poder de transformación en el mundo real. Como todo ser social desarrolla acciones desde una concepción de mundo, estas  se corresponden e identifican con  las estrategias que abarca el sistema a la que pertenecen dichas acciones: salud, educación, cultura, deporte, etc.; y estos sistemas fluyen coherentemente a través de campos estratégicos con los que se articula todo hacer humano en política. Por eso es que es indispensable, necesario, inmanente a la dinámica revolucionaria que se consulte al pueblo, se necesidades, aspiraciones que cubran su esperanza socialista, se le cumpla por lo que el líder será un “obediente” a esa aspiración,  que los envuelva a todos y todas,  y ante la cual como pueblo, plantea su aspiración, prevé las amenazas que pueden impedir los logros y actúa coherente y cohesionado en simbiosis perfecta con sus líderes, en tanto el líder cumple y avanza para el bien común. Bolívar y Rodríguez nos dieron lección al respecto en tanto el Comandante eterno las volcó al Siglo XXI como praxis ejercida hasta el momento de partir.

Las condicionantes históricas demandan un salto cualitativo-cuantitativo civilizatorio que se está dando; era imposible seguir por el camino que se traía; requería, como lo resaltó el Comandante Hugo Chávez en su “Libro Azul”: “metamorfosis estructural” asumiendo la esencia de la Historia que nos legó el Libertador: Se está dando la visión de tiempo total de Bolívar: “el tiempo que mira lo pasado, mira lo futuro, y por su mano pasa lo presente. Lo confundirá en el abismo de la eternidad y sólo quedará en la memoria de la compasión de los que fueron en el movimiento destinado por Dios a la regeneración y progreso de mi pueblo” (citado por Chávez H Libro Azul Yare1992, pg. 10)

            El estudio a profundidad de la obra de Osvaldo Sunkel  ”El Desarrollo desde Dentro Enfoque neo estructuralista para la América Latina” a la que nos indujo el Comandante, durante 2002 y 2003 nos permitió conocer y aplicar el encuentro de enfoques de la Geohistoría como enfoque Territorial, Geográfico innovador en Venezuela (creado por el Prof. Ramón Tovar) con el Neo estructuralismo, visto no como conocimiento académico, sino como alimento para la Gestión Pública, incluso Educativa y en suma para la Gestión Revolucionaria que impulsó el Comandante para crear Respuestas Rápidas Revolucionarias RRR e innovar decisiones, que permitieran implementar nuevas estructuras, crear dinámicas epistemológicas, Ontológicas, Axiológicas y Metodológicas, con nuevos instrumentos para las Metamorfosis de República que se fueron creando en el corto, mediano y largo plazo.

 

Sunkel orientó en su obra “el enfoque neo-estructural de mediano y largo plazo sin obviar ni la coyuntura, ni el corto plazo. Contrasta con el neo-estructuralismo clásico inicial que hasta ahora tenía vigencia y priorizaba los flujos económicos y de corto plazo del mercado y los precios, dando importancia a los recursos productivos, capital-trabajo, recursos naturales y tecnología como acervos acumulados y potenciales adquiridos por América Latina para una base ampliada y enriquecida para el relanzamiento del crecimiento y el desarrollo”.

El Cmte. Chávez, enmarcado en esa concepción, planteó la Refundación de la República, inició la Revolución con un Proceso Constituyente y creó una Nueva Constitución aprobada en Referendo por el Pueblo; y con su praxis política, enfrentó al Neo-liberalismo y privatización de las últimas décadas de la IV República, con un Sistema Inclusivo, con el que elevó en corto  tiempo el Índice de Desarrollo Humano IDH, tal cual se observa en el mapa del Gráfico que exponemos. Son 33 Misiones, 8 Grandes Misiones y varias Micro misiones estructurando innovación  revolucionaria, con una sociedad de Localizaciones de Producción que demuestran como inmediatamente tiene efecto transformador desde esas categorías de Tiempo y Espacio estructurando Un Nuevo Poder y por supuesto, con él una nueva lógica ética de gestión de gobierno desde el “Poder Obediencial” que asumió de Dussel e implementó con “Autoridad Moral” aceptada totalmente por todo Pueblo, convirtiéndolo en el Líder Mundial que llegó a ser. El gráfico es síntesis territorializada para explicar ese Nuevo PODER con la AUTORIDAD que desplegó y cuya praxis le permitió a Venezuela ser espejo Planetario de la guerra frente al imperio y al capitalismo.

La concreción territorializada no es más que ese Poder obediencial que ejerció con el pueblo el Comandante Chávez asumiendo la visión filosófico-política Bolivariana y su interpretación contemporánea plasmada por Dussel para la Nueva Filosofía Latinoamericana. Ejercida como praxis pudo cohesionar al pueblo a partir de su Autoridad fundamentada en la ética con la que blindó su hacer para la credibilidad, confianza y esperanza con la que el pueblo lo acompañó. Es desde esa praxis desde donde crea las Comunas que  conjugan PODER como nueva geometría y AUTORIDAD con base ética, haciendo posible se iniciara el cambio estructural que ahora avanza en su etapa 2018-2025 el Presidente Maduro como Estado Comunal concretado en Corredores Comunales como organización y ordenamiento territorial desde el Punto y Círculo cuya revolución económica lucha  nuevas relaciones de producción, nueva sociedad e institucionalidad con “Todo el Poder para los CLAPS”, facilitados por la organización política-social del pueblo como RAAS (o UBCH Cualificadas) acompañadas  por procesos que resuelven vulnerabilidades internas (trabajando la información del Carnet de la Patria) con las que se corrigen deficiencias y problemas con voluntad y disposición del pueblo, vía proyectos respaldados con el Fondo de Compensación Territorial y la Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno. Todo un ejercicio de PODER de Pueblo con AUTORIDAD fundada en la consciencia, ética y la voluntad de acción en tanto praxis sin soluciones de continuidad, permanentes como Contínuo Histórico.

            El mapa es un ejercicio avanzado desde la formación como Estado Comunal que   presenta una  aproximación a la estructura de Base Económica local  y su  Territorio para  el desarrollo Comunal de Estado Socialista Bolivariano SXXI que recibirá Aragua en el Bicentenario de Carabobo 2021. Desde él se organiza el nuevo ordenamiento territorial con nuevas relaciones de poder en las que participan de manera protagónica todos sus habitantes.

 

            Los Postulados de la Ciencia para el Siglo XXI derivados del Congreso Mundial de Budapest en 1999 destacan: “Las ciencias deben estar al servicio del conjunto de la humanidad y contribuir a dotar a todas las personas de una comprensión  más profunda de la naturaleza y la sociedad, una mejor calidad de vida y un entorno sano y sostenible para las generaciones presentes y futuras ... Necesarias nueva relación entre ciencia y sociedad para resolver problemas mundiales como pobreza, degradación del medio ambiente, la insuficiencia de los servicios de salud pública, y seguridad del agua y suministro de alimentos, en especial de crecimiento demográfico”. Estos postulados son reflejados en:

1-  La ciencia al servicio del conocimiento y el conocimiento al servicio del progreso.

2-  La ciencia al servicio de la paz.

3-  La ciencia al servicio del desarrollo.

4-  La ciencia en la sociedad y la ciencia para la sociedad.

El Comandante Supremo en “Golpe de Timón” orientó el 20-10-2012: “En el nuevo ciclo de la transición; la construcción del socialismo, de nuestro modelo, nosotros debemos territorializar los modelos … si este elemento no formara parte de un plan sistemático, de creación de lo nuevo, como una red, esto sería A y esto sería B, esto sería C, D, E, etc., y una red que vaya como una gigantesca telaraña cubriendo el territorio de lo nuevo, sino fuera así, esto estaría condenado al fracaso; esto sería absorbido por el sistema viejo, se lo traga, es una gigantesca amiba, es un monstruo el capitalismo”. Esta visión sin duda reclama de nuevas relaciones de poder con una política educativa al pueblo y a la formación de cuadros que ejerzan funciones en el Gobierno Revolucionario; es allí donde el Enfoque Geohistórico, ahora Paradigma revolucionario, tiene su fortaleza, pues su esencia constitutiva es dialéctica y concebida para esa unidad Educación-Trabajo que desde 1999 el pueblo define como precepto Constitucional en su artículo 3.

            Con la Dialéctica Resemantizada en tiempo y espacio, el Comandante Chávez, creó nueva estructura nacional y nueva relación Internacional dentro de los contextos del Siglo XXI. Trabajó la Nueva Geometría del Poder a toda Escala para superar la contradicción NACIÓN-IMPERIO y su concomitante Contradicción CAPITAL-TRABAJO impuesta por el capitalismo y el imperio. Al Pensar al espacio y su gente en todas sus escalas dado el dominio del capital, -en crisis desde el 2008 -, creó cambios en la dialéctica Globalización-Lugarización en la que centró al Plan de Patria para contextos de integración y unidad de naciones; revivió OPEP, creó ALBA, CELAC, UNASUR, Petro-Caribe, con visión Multipolar y Pluricéntrica, impulsando nuevas Potencias. La dialéctica Globalización-Lugarización le hizo posible avanzar desde cada localidad y vencer al tiempo necesario del trabajo que impone el capital y sustituirlo por el tiempo disponible del trabajo que nace de la consciencia de la comunidad por la capacidad endógena de sus seres. Desde entonces transitamos pasos de  Metamorfosis Estructural hacia el Estado Comunal con la participación protagónica del Pueblo; es decir, desde entonces la Dialéctica se hizo indispensable, inexorable para el avance de la Revolución, por ello se le consagra en las Leyes Orgánicas del Poder Popular y deben ser de obligatorio cumplimiento para alcanzar éxito revolucionario: Es la vía para consolidar el poder de consciencia venezolano en la Metamorfosis Estructural

     

El Comandante, en su praxis política con la Geografía Crítica desde la Nueva Geometría del Poder, plantea la importancia de la Geografía en la Revolución; por ello tomamos a Yves Lacoste,  en su obra “La Geografía un Arma para la Guerra”(1975), investigación que realizó sobre la Guerra imperialista de USA contra Vietnam, donde destacó: “Plantear de entrada que la geografía sirve, en primer lugar, para hacer la guerra no supone que sólo sirva para dirigir unas operaciones militares;  sirve también para organizar los territorios no sólo en previsión de las batallas que habrá que librar contra tal adversario, sino también para controlar mejor a los hombres  sobre los cuales ejerce su autoridad el aparato de Estado, La geografía es, en primer lugar,  un saber estratégico estrechamente unido a un conjunto de prácticas  políticas y militares, y son dichas prácticas  las que exigen la recopilación articulada de unas informaciones extremadamente variadas  y a primera vista heterogéneas, cuya razón de ser y cuya importancia no es posible entender si nos limitamos a la legitimidad de la visión del Saber para Saber” (Lacoste Y, pg.7 1997) cita de  Díaz P. El Poder y la Mirada geográfica EL SABER PARA HACER y que complementamos con Dussel en sus “20 Tesis de Políticas”

Analizar el poder desde la perspectiva Bolivariana  implica  anteponer  el peso y fuerza del poder popular  para la superación de contradicciones como:  Nación-Imperio, Estado-Sociedad, Lugarización-Globalización, vinculándolas con las de Capital–Trabajo, Campo-Ciudad, Sociedad-Naturaleza, Público-Privado,  entre otras, para  comprender su esencia  de gobernar la sociedad en un territorio definido, sujeto a condicionantes históricas determinadas  y cuyo fin será la creación de nuevo poder, nuevas estructuras en todos los órdenes de su realidad, nueva institucionalidad y nueva territorialidad para la máxima felicidad, considerando que “sólo la Educación” impone obligaciones a la voluntad, de manera que, esas obligaciones son los hábitos que se crea ,   en tanto Autoridad que asumen como “Potestas”  todos y todas en su protagonismo creador.