El funcionamiento de la institucionalidad fosilizada desde la colonial mantiene la concepción cláustrica, restringida y sujeta a escisión entre sociedad y Estado, de manera que para avanzar al Estado Comunal, como meta establecida para la metamorfosis, exige concebir un nuevo imaginario popular con nuevos elementos simbólicos y nueva praxis legislativa tanto nacional como local. El Estado Comunal es vertebra fundamental del Plan de Patria y esencia constitutiva de la Metamorfosis Estructural que transita el país con la Revolución Bolivariana; avanza  ya la fase constructiva del primer gobierno popular, aprendiendo a gobernar, con nueva organización social, institucionalidad, política y estructura territorial que de forma concreta requiere más dinámica, innovadora, taxativa de NUEVA GOBERNABILIDAD, innovadora, con opciones no transitadas hasta ahora, pues la dinámica tuvo un cambio imprevisto, muy lamentable con la muerte del Pte. Chávez por cuanto se sometió al pueblo y su proceso a duras pruebas, por el envilecimiento y perversidad de la contra-revolución e imperio tratando de eliminar los efectos de la Revolución Bolivariana.

Los errores estratégicos electorales, la debilidad filosófico-política de escasa dialéctica que aún pesan en el partido y sus estructuras cargadas de discrecionalidad impidieron descubrir como con la guerra económica se colaba capitalismo que masificó como flagelo una economía perversa, ilegítima de extrema distorsión en las relaciones de intercambio y distribución de recursos que fue creando de forma acelerada al empobrecimiento del pueblo,  afectado por  “colas”, escasez de alimentos, medicinas y productos  que lo  castigó y lo llevó, a la escisión de Poderes Legislativo-Ejecutivo por los 2/3  que le concedió a la contra-revolución al eligir una AN contraria, circunstancia que obliga inminentemente a medir, calcular, prever batallas que no se habían dado hasta ese momento para alcanzar la victoria real.

El año 2017, fue Año Constituyente de productividad, Justicia de paz y defensa integral de la Nación en el que el pueblo crea un nuevo paradigma histórico cuya dinámica obliga a Reestructurar las instituciones legislativas a escala: Asamblea Nacional, Consejos legislativos y Cámaras Municipales para incidir en la política territorial como vértebra para la gestión del gobierno revolucionario. Estas instituciones fosilizadas, aun en revolución, actúan como claustros en los que estado y sociedad siguen separados dada la carga fosilizada de su funcionamiento; pero, por ahora, la AN sigue en manos de la oposición provocando escisión, los Consejos Municipales y su cámara van pasando a ser sustituidos por las Comunas y el Parlamento Comunal, mientras que en el tiempo de Constituyente Territorial se eligen los Consejos Legislativos que tienen que pasar a crear y estructurar nuevas dinámicas revolucionarias que den respuesta a la nueva lógica de territorialidad requerida para la metamorfosis estructural hacia el Estado Comunal y necesariamente deben entrar a considerar los espacios específicos en cada estado para concretar nueva territorialidad desde la unidad Educación-Trabajo y la nueva organización social para la política con las UBCH Cualificadas o 1 por Chávez con las ACA concatenadas con el Plan Nacional Carabobo.

Los espacios se reestructuran en su dinámica y surgen iniciativas a escala local: UBCH, CLAPS, Circuitos educativos socialistas CES, micromisiones y otras que deben ser consideradas en tanto concreción de ubicuidad para los fines de la República.

De conjunto la dinámica productiva de motores crean al país un todo integral desde cada lugar, donde la participación del pueblo es básica siguiendo nuevas estrategias: demoler sistemas y subsistemas de guerra económica, -no rentista- con  nueva agenda productiva desde el lugar con base en esos motores y potencialidad de cada eje territorial, muy vinculados entre sí con engranajes que tienen que ser perfectos en tanto nuevo sistema y cuya gestión debe ser ubicua e integral.  Ello obliga a articular Educación-Trabajo para convertir todo lugar en escuela que consolida Comunas Productivas y crea prospectiva de nuevas estructuras en la organización social, institucional, política y territorial desde el Plan de Patria y se conciben nuevas formas organizativas que traen como consecuencia la necesaria transformación o reestructuración de los Consejos Legislativos, órganos responsables de la dinámica política a escala de estados, para resolver normas, leyes, dinámicas específicas desde su realidad local.

            La iniciativa del Consejo Legislativo de “desenclaustrar” su práctica y volcarse al pueblo para que participe y se informe de sus decisiones, comienza con mucho éxito, tanto en Guasimal, urbanismo reciente creado por la revolución con un pueblo luchador y consciente, como en la Colonia Tovar, municipio en el que se perdió la Alcaldía, pero el pueblo se recuperó para dar un triunfo contundente tanto al Pte. Maduro como a la elección de la nueva Cámara Legislativa. Han sido dos sesiones de rico debate y participación de las UBCH en el que se han tomado decisiones trascendentes y comenzó a andar una nueva praxis legislativa participativa territorializada.

            La experiencia por la que pasó el Municipio MBI con el “Protector” y su Ley del “Instituto de desarrollo Municipal”, se vuelve a instalar en el Municipio Tovar; pero como la estructura “1 por Chávez” propuesta para las elecciones del 20-M quedó inconclusa en todo el país, en la primera reunión del Pte. Maduro con el PSUV Nacional establece la necesaria y obligatoria estructuración de los RAAS como política de Estado lo cual implementa a las UBCH Cualificadas como “4 por cuatro” en la que la integración del poder popular y organización política actúan creando los mapas territoriales del 1 por calle con su caracterización específica para planificar y concretar desde cada lugar la transformación productiva armada dentro del poder de los CLAPS y la Comunalización con la participación de todos y todas, -personas, instituciones y entes que dan vida cotidiana a la Comuna-; por eso el Pte., establece 6 líneas en las que prioriza desde la 2 (Productividad) y la 6 (radicalidad Socialista) el desarrollo pleno basado en la nueva ética, lucha contra la corrupción (línea 3), lucha contra la corrupción, diálogo permanente para la paz (línea 1), seguridad y protección (línea 4) y la defensa del país ante la agresión internacional (línea 5); considerando las 5 dimensiones que le estableció el Comandante, fundamentalmente desde la Territorialidad.

Por eso es que el CLEBA se desenclaustra y asume la ubicuidad social, educativa, política y territorial para que la Comunalización hacia el Nuevo Estado Socialista, sea irreversible y cada vez más profundo. Alegra este gran paso dado por el CLEBA apoyando el “nuevo comienzo”. EL DESENCLAUSTRAMIENTO DEL CLEBA PARA FORTALECER LA NUEVA TERRITORIALIDAD DESDE ARAGUA SOCIALISTA