La Revolución Bolivariana Socialista Siglo XXI en Venezuela emprende la universal praxis dialéctica de superación de contradicciones que caracterizan a la lógica dominante con la cual se impone el eje hegemónico. Para superar la Contradicción madre de las contradicciones tal cual afirmó Lenin y que es la Nación-Imperio, es necesario que haya la praxis colectiva desde cada lugar, ascendente en escala hasta la de mayor alcance planetario para fortalecer la tesis de Territorialidad Ubicua tal cual es la sociedad, la educación y el desarrollo en tanto “movimiento” o Ley del Desarrollo Social. Sencillo entender, pero muy complejo y harto difícil de ejecutar, pues la cualidad de la sociedad es su complejidad y heterogeneidad; pero afortunadamente, la Historia social del pensamiento y de la praxis de pueblos a través de los tiempos han avanzado concepciones universales que se mundializaron desde esas especificidades de donde nacieron como categorías explicativas de la realidad que vivían y fueron rompiendo paradigmas para crear dentro de esa complejidad y heterogeneidad, la sociedad pluri-paradigmática que hace posible que hoy  no exista un centro hegemónico mundial y le haya permitido a la Revolución Bolivariana implementar la Sociedad Multipolar y Polinuclear que el Cmdte. Hugo Chávez planteó en el Plan de Patria como Objetivos Históricos que garantizan independencia, Libertad, profundización socialista, integración territorioal y de naciones diferenciados, potenciar equilibrios que demuelen asimetrías creadas por la lógica de la acumulación del capital y sobre todo, defiendan al ser humano de la agresión y amenaza que el capitalismo ha volcado sobre la humanidad con el poder de las armas y la amenaza de destrucción nuclear.

Desde que el Sócrates de Grecia, demolió el “Sofismo” imperante  en su momento para dar apertura desde la participación razonada de los pueblos a través del método dialógico que creó y luego su discípulo Platón inició como “Diálogo de opuestos” en las Agoras, lúgares o plazas en las que se concentraba el pueblo para razonar situaciones que les permitieran resolverlos mediante la planificación y acciones coordinadas y su discípulo Aristóteles convirtiera en Liceos para formar la juventud, para el acceso acceder  a la verdad y debatir  problemas se fue convirtiendo en praxis en la que estuvo -y están presentes- las dos formas y métodos más universales del hacer humano: la dialéctica de opuestos para las síntesis creadoras del cambio y la de funcionalidad reproductora que derivó posteriormente en positivismo que ilustran como aporte a la ciencia y conciencia del desarrollo social en tanto  conceptos y ejemplos de praxis social que alimentaron al conocimiento y dinámicas de los pueblos con las que se fue creando el Ordenamiento Planetario.

Poco a poco la dinámica económica que tomó peso en las acciones humanas y sus relaciones fue el de intercambio de mercancías para satisfacer necesidades de manera que se cubrieran aquellas áreas en los que no se producía y requerían de tales mercancía, de manera que la mundialización que producían los intercambios de productos; es decir tales mercancías fueron, dominadas por el mercantilismo en el que aparece la moneda y con ella las ganancias y la acumulación que volcada a quienes los controlaban, produjo al capitalismo y las odiosas desigualdades sociales que por ende crearon al mismo tiempo de tales desigualdades sociales, desigualdades espaciales que llegaron hasta los extremos asimétricos que caracterizan al Planeta en pleno siglo XXI, con muy pocos países muy ricos de gran concentración de poder que contrastan con muchos países muy pobres de extrema dependencia de aquellos; es decir, de extremos asimétricos que cada vez más reclaman superación de esas contradicciones y conllevan a un proceso revolucionario, también planetario, que permita un Nuevo Orden Internacional más justo, más equilibrado, sin explotados ni explotadores. Es en esa lucha Planetaria donde ya Fukuyama anunciaba el “El fin de la historia y del último hombre” como apología del capitalismo como el sistema más perfecto para el desarrollo de los siglos, cuando nace la durante la transición del S XX al S XXI, la Revolución Bolivariana Socialista comandada por el gigante de la Historia contemporánea del Siglo XXI: Hugo Chávez Frías.

En esa historia del pensamiento para la praxis humana fueron tantos los pensadores  y filósofos de la política y la economía que surgieron pero muy pocos los que se caracterizaron por su genialidad y los aportes trascendentes, sobre todo los que se impusieron desde los centros hegemónicos mundiales, tanto para la dominación, como para la libertad, de manera que la misma europeización del mundo que se alcanzó entre el Siglo XIV y el Siglo XX produjo teóricos de la Economía y Filosofía Económica como David Ricardo o de la Dialéctica hasta el Materialismo Histórico como el paso de Hegel a Carlos Marx. Le resaltamos su origen europeo para contrastarlo con los de otro continente y poder destacar dialécticos originarios de América como Simón Rodríguez (Filósofo venezolano bautizado por el Libertador como el “Sócrates de Caracas”), Alberdi (Abogado político, economista de la frustrada economía liberal autor de la Constitución Argentina), Mariátegui, (peruano de los orígenes de marxismo latinoamericano) escasamente dados a conocer en el mundo por cuanto en la lógica de dominación y hegemonía planetaria no convenía a tales hegemones se conocieran, para lo cual fueron prácticamente invisibilizados, ignorados, ocultados y hasta distorsionados por  ese poder hegemónico.

Chávez despierta al “Bolívar de cada 100 años” resaltado en el Poema de Neruda y lo envuelve en la concepción del “Árbol de las tres raíces” con la que alimenta a la Revolución Bolivariana del Siglo XXI. Uno de los integrantes de ese Árbol es Don Simón Rodríguez, Maestro del Libertador y creador de la “Dialéctica Robinsoniana”, muy característica por su origen desde una Nación colonizada, sujetada a la dominación europea y ocultado a exprofeso por el imperio y la reproducción del conocimiento hegemónico occidental por cuanto nació en tanto filósofo y pensador originario, fuera de los claustros universitarios y educativos impuestos al Mundo por Occidente y la Occidentalizacón Europea del Planeta. (Recomendamos la lectura de “Simbiosis de los Simones” obra que publiqué en el 2008 y que puede descargar gratuitamente desde el Portal www.Fundaaldeas.org).

Rodríguez conocido por su expresión universal “O Inventamos o erramos” autor de la premisa “la cualidad fundamental del ser humano es “APRENDER” desde la que construye sus sistematizaciones educativas y escuelas que creó al mundo en diferentes países de América y Europa, dotado con una memoria prodigiosa que le permitió hablar, leer y escribir en Latín desde niño (dialecto desde donde nace el conocimiento científico y las raíces de construcción filológica con la que se les escribe la ciencia desde la antigua Griega), dominó a la perfección 9 idiomas que pasan a ser un poder en el que se basó para que los originarios de esas naciones de práctica y uso de esos idiomas le tuviesen confianza para entregarles la educación de sus hijos. Fue creador de la educación popular y la concepción de Poder de la Educación con la que se formó el Libertador para trascender a Montesquieau, filósofo-político Europeo creador de la División y autonomía de los tres Poderes del Estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, hasta que Bolívar le crea en el Congreso De Angostura el iv Poder o “Poder Moral y Luces” (Poder Educativo) asumiendo la caracterización Robinsoniana “Instruye y tendrás quien sepa, Educa y tendrás quien haga” con lo que le establece al Estado cuatro poderes que Hugo Chávez complementa en el Siglo XXI con el Poder Electoral, llevándolo a 5 Poderes: Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Ciudadano y Electoral en la estructura del Estado para el Siglo XXI, contenida en la Constitución de 1999, aprobada por el Pueblo en Referendo Constituyente.

Fundamentado en la Dialéctica Robinsoniana, complementada por el Materialismo Histórica y la crítica de Fe Cristiana por la Paz, la justicia y la igualación e inclusión humanística, emprende la lucha contra la contradicción Nación-Imperio cuyas escalas territorializadas en tanto contradicciones son la Globalización-Lugarización. En ella la lucha social es caracterizada por la unidad dialéctica empoderamiento-empobrecimiento, para asumir su solución desde cada lugar, su “contigüidad y adyasencia” tal cual la concibió el Libertador.

Concepción                 Escalas                Praxis                       

La praxis con la que construye al proceso pasa por la creación del Poder Popular cuya territorialidad revolucionaria es construida entre el momento del Libro Azul hasta el Plan de la Patria, donde se estructuran los Consejos Comunales desde la escala del lugar y se elevan a Comunas integrando al territorio a escala hasta la Nacional e internacional (ALBA, UNASUR, CELARC), todo basado en una concepción desde el Árbol de las Tres Raíces.

                En esa lucha que se da a toda escala el imperialismo en su afán de demoler al Proceso Revolucionario Bolivariano va ejerciendo su poder injerencista, violento, fascista hasta convertir esta lucha en internacional tal cual ocurrió en la última elección del 20 de Mayo cuando trató de impedirla ejerciendo un sinfín de acciones injerencistas, financieras, amenazas, guerra opsic, e incluso presiones diplomáticas y amenazas de guerra armada.  El pueblo venezolano en un acto heróico que demuestra paciencia, cohesión, resistencia, a pesar de su empobrecimiento provocado por la guerra económica, ha esperado pacientemente que la Revolución supere las contradicciones que provocan y facilitan la formación de las estructuras bachaquera que se apropian de los beneficios que la revolución crea para proteger al pueblo mediante el Plan de Patria, la Agenda Carabobo, CLAPS, misiones etc. obstaculizadas por los enemigos y contrarevolución via contrabando, acaparamiento, especulación, robo de divisas, inflación inducida, caída provocada del precio del petróleo, violencia de guarimbas, golpes de estado entre otros y se radicalizó y más de 6 millones 300 mil votantes ratificaron a Nicolás Maduro Presidente ordenándole profundizar y radicalizar la revolución resolviendo las restricciones que le ha creado la guerra imperial y la oligarquía; eso significa una nueva relación de empoderamiento para avanzar y la superación de ese empobrecimiento general que ha provocado el imperio con sus tácticas y armas del fascismo.

                Se inicia una nueva fase que el Presidente Maduro orientará hasta el 2025, para lo cual actualiza las 5 dimensiones de la Revolución Bolivariana planteadas por el Comandante eterno:

PROPONE UNA BASE DE 6 LÍNEAS y desde las 5 Dimensiones del Sistema Bolivariano Socialista Siglo XXI centradas en la TERRITORIALIDAD como cohesionador de la multidimensionalidad para lo cual es necesario:

1- Esfuerzos de unificación de criterios de territorialidad por parte del pueblo

2- Implementación localizada de la visión-misión del “1 por Chávez”, RAAS  o UBCH Cualificada

3- creación inmediata del AULA COMUNAL por Parroquia para orientar las 5 Dimensiones  y las 6 Líneas con el criterio de Toda Aragua una Escuela

4- Crear el Instituto de Territorialidad Comunal para coordinar Aulas Comunales

5- Actualizar toda la Cartografía a escala del Estado con las normas del Inst. Geográfico SB  y proceder a desarrollar el Nuevo ATLAS COMUNAL, fortaleciendo al trabajo que inició  el Pueblo con “Somos Venezuela” y complementar  sus mapas del “1 por calle” para integrarlos como  soporte de Planificación, Ejecución y Evaluación Revolucionaria

6- Para el “diálogo de pacificación y reconciliación” Línea 1: centrarlo en todas las escuelas públicas y privadas y en los lugares de trabajo, recreación, oración, plazas y casas de partido desde la perspectiva de Patria en paz: Toda la Patria una Escuela ordenó el Cte. eterno Chávez

7- “Economía Productiva” Línea 2: concebir los Conglomerados económicos socialistas para el desenclave nacional productivo en las creadas  Zonas Especiales Petro y fortalecer  la nueva lógica distributiva CLAPS  que elimina intermediarios, mayoristas, acaparadores y bachaqueros

8- “Nueva Ética” Línea 3: Crear la unidad de trilogía Miliciano-Maestro-Policía (dentro de la unidad FFAA-Pueblo) articulada a las UBCH Cualificadas para acompañar al Pueblo en la auto-regulación y formación dialéctica que fortalece  poder popular  para la Justicia Comunal, Parlamento Comunal, Policía Comunal, Bombero Comunal etc. concretando desde cada lugar praxis  que lucha contra la corrupción.

9- Formar la Nueva  Institucionalidad que DIGNIFIQUE  AL MILITANTE más hacia el Consumo Socialista (colectivo)y el bien común y forme consciencia de lucha social con praxis real local.

10- “Sistema de protección” Línea 4: Transferir al Poder Popular competencias que coadyuven a fortalecer  productividad y Seguridad Comunal con Alcaldes, Gobierno Regional y/o Nacional

11- “Defensa de Venezuela” Línea 5: Elaborar e implementar el MAPA DE DEFENSA INTEGRAL TERRITORIAL desde cada lugar. El territorio, unificador multidimensional de defensa integral, considera la  vulnerabilidad corregida e invencibilidad desde el Carnet de Patria.

12- “Ratificación del Socialismo” Línea 6: implementar  y formar “Alfabetización Dialéctica” y su respectiva dialéctica territorial desde la Comunalización Socialista o Toparquía

13- Crear la empresa social MAPAS ARAGUA (para el caso nuestro) para cubrir  el servicio cartográfico de Territoria-lidad Comunal Aragüeña y su desarrollo integral en tanto “Metamorfosis de República”

 

Este conjunto de ideas  propician  al CLEBA como Nueva Institucionalidad Socialista de praxis dialéctica, facilitando uniformalidad de  los Legisladores que eligió el pueblo el 20M. Se trata un compromiso imposible de eludir  por las condicionantes Geohistóricas que prevalecen.

 

                En nuestro siguiente editorial abordaremos la reestructuración del Poder Legislativo a escal Regional para considerar en extenso la Política de Territorialidad respetando la diversidad y múltiples especificidades mediante el “Desenclaustramiendo de los Consejos Legislativos Estadales