A un año de la “siembra” del Comandante Supremo vivimos un nuevo Golpe de Estado “Suave” como lo definen en el argot político, aun cuando su esencia es la violencia, el terror, la siembra y abono de la Cultura del miedo.

 

Nada más oportuno como homenaje a su memoria dentro de la praxis que enseñó que la de fortalecer desde su propio legado a la Educación Revolucionaria dentro de los lineamientos de la Metamorfosis Estructural que alentó en vida.Este golpe es uno más dentro de los tantos mecanismos de la contra revolución. A la cultura de paz de nuestro pueblo, la enfrentan los centros hegemónicos guerreristas, fundamentalmente USA y España apoyada por los medios de comunicación de masas internos e internacionales, CNN por ejemplo, para implantar la cultura del miedo, magnificando hechos, mintiendo y tergiversando. Han logrado arrastrar a   artistas muy conocidos y eventos como el “Oscar de las Academias” para atacar la Revolución Bolivariana. Eso sólo lo puede logar un poder superior que tenga alcance mundial y no es el oposicionismo pues ha demostrado que sólo la obedece. Si revisamos las experiencias de cómo Afganistán, Libia, Irak, Siria y actualmente Ucrania, fueron llevadas a ese extremo de destrucción y podemos afirmar, para alertar, prevenir y contra restar esa cultura del miedo, que el imperio inició en Venezuela el mismo guión y urge avanzar con pasos agigantados la Gobernabilidad Institucional.

            Somos los herederos del “Legado Libertario” de Bolívar y Chávez, líderes en los extremos de la línea del tiempo de la República Soberana. El primero nos la creó y aprendimos con él a alcanzar Soberanía, luego durante los siglos XIX y XX la perdimos; y el segundo, nos la recuperó enseñándonos a mantenerla viva para que no vuelva a ocurrir lo que pasó entre 1830 y 1988. Lo avanzado y estructurado desde 1999 “NO ES POCA COSA”, tenemos logros muy frescos y de gran potencialidad para basarnos y enfrentar las nuevas arremetidas. Sólo necesitamos hacer más dinámica la Educación, desde las cualidades que con su praxis concibió, para hacerla más aguerrida, sólida dentro de la Filosofía Política para la Metamorfosis estructural pues están atacando a la esencia espiritual del pueblo, creando odio, manipulación, alienando violencia a un pueblo pacífico, creyente, débil en métodos dialécticos, pero dispuesto a ser cada uno un “Chávez”.

            Los flagelos de la Revolución BODI: Burocratismo, Oportunismo y Dispersión han hecho estragos que debilitan fuerza revolucionaria a pesar de los 18 triunfos electorales de 19; es decir, el éxito de la maquinaria electoral no ha contrarrestado al BODI por lo que ha fluido corrupción, inseguridad, discrecionalidad aberrante, creando escenario propicio desde adentro y desde el exterior para que supuestos líderes, con su mímesis discursiva de Democracia, oculten su verdad fascista y promuevan la violencia, la muerte, la guerra económica, especulación, desabastecimiento, y tantos otros males que no tendrían cabida si se hubiese atendido a la cualidad de “movimiento”. Estamos en revolución y el país cuenta con los recursos que la recuperación de soberanía petrolera alcanzó el Comandante para profundizar las nuevas fases. Hemos avanzado cuatro momentos de las RRR y aun la dialéctica es débil. Debemos fortalecerla ahora. Por ello el Gobierno de la Eficiencia en la Calle y las estrategias de la GMVV y BNBT para avanzar consolidación socialista.

La Educación, sujeta a oscilaciones debido a su fuerte lucha entre lo nuevo y lo viejo sigue petrolizada, rentista, con carga ideológica enajenante; ha dado pasos trascendentes: creó nuevo Sistema, nuevas categorías que se avienen a los cambios, masificación que la lleva a ser reconocida por sus aportes novedosos desde organismos como UNESCO, ONU, FAO, amén de los creados: como UNASUR, CELAC, PETROSUR, ALBA; sin embargo, también ha sido sometida a “bajones” que interrumpen continuidad de procesos innovadores. En el fondo ha podido mantener la cualidad de Educación Inclusiva, tanto por las Misiones Educativas como el Sistema Educativo Bolivariano, pero, su esencia filosófica con contenido Revolucionario Bolivariano, no ha sido asumida por una institucionalidad que la consolide y es mantenida dentro de viejos paradigmas de gestión que crean confusión y dispersión. El Comandante orientó y acompañó con innovaciones por su cualidad de comunicador; aun cuando exigió respuestas de nueva institucionalidad él tuvo que acudir a la CUALIDAD UBICUA para avanzar con el pueblo y la vieja institucionalidad siguió anclada a pesar de su apoyo. Lenta la iniciativa revolucionaria a escala intermedia para ese salto, convirtió, en tareismo reformista los actos revolucionarios, paralizaron innovaciones y disfrazaron con mímesis discursiva instituciones de la IV República, manteniendo viva la vieja institucionalidad.

En reunión del Ministro Héctor Rodríguez para comenzar a estructurar al Consejo Nacional de Educación, dijo: “No me vean como Ministro de Educación del cual cualquiera de ustedes puede ser, véanme como el luchador social que fui formado para el Socialismo y este Ministerio no ha creado su rostro Socialista, después de 14 años, sigue siendo el mismo de antes de la Revolución. Estoy aquí para crear esa nueva institucionalidad, para Revolucionar al Ministerio y a ustedes los convocamos para que me acompañen. Soy hijo de padre y madre maestra, abuelos educadores, casado con educadora y ella igualmente es hija de padres docentes, mi vida desde los genes está vinculada a educación. Vamos a hacerlo juntos”. Los tres ejes fundamentales que orientó el Presidente Maduro para la Reconstitución Educativa son:

1-      Mejorar a extremo la calidad y universalidad de la Educación,

2-      Reinstitucionalización del Estado Docente,

3-      Re politizar la Gestión Educativa.

Esta reflexión de experiencia, corresponsabilidad, evaluación y autocrítica como Viceministro entre 01 del 2002 y 01 del 2007 y vivir pueblo acompañándolo a fortalecer poder del conocimiento para la NGP, me permite conocer la Geohistoria vivida en Revolución con la que el pueblo orientó desde su realidad al líder, éste lo obedeció para proponer y avanzar estrategias; al pueblo aplicarlas en cada lugar, generó cambios que requerían misma aceleración institucional y tal no ocurrió; es decir, en la simbiosis líder-pueblo hubo armonía y coherencia que el nivel intermedio no supo complementar para eficiencia revolucionaria, creó fisura BODI de asincronía por la que se cuela la contra revolución. Requiere sea resuelta para la eficiencia en la Gobernabilidad y la paz. Los golpes “suaves” del imperio y la oligarquía tratan de evitar se alcance; la explotan, magnifican, tergiversan disfrazándola de lucha democrática cuando en realidad es fascismo aplicado a Afganistán, Libia, Irak, Siria, Ucrania. Implica ahora atender la Educación Ubicua como prioridad en la Gobernabilidad e institucionalidad revolucionaria que si no se fortalece, lo tradicional se irá tragando la innovación y decrece la irreversibilidad, ahora más que nunca apoyada desde el Pentágono, la Casa Blanca y la derecha internacional, tal cual quedó, una vez más demostrado en este nuevo Golpe de Estado.