CARLOS LANZ RODRIGUEZ

A manera de presentación

Existen una serie de materiales ideológicos como los documentos fundacionales del PSUV, las leyes del poder popular, el Plan de la patria, los cuales junto con otros materiales como EL GOLPE DE TIMON, se constituyen en referentes documentales y bibliográficos para elaborar los fundamentos programáticos de la actual revolución en curso.

Los anteriores documentos están permeados transversalmente por las definiciones programáticas realizadas por el Cmdte Chávez en la PRESENTACION del Programa de la Patria ante el CNE en 2012 y luego reiteradas en el Plan de la Patria.

En esta formulación está recogida la propuesta anticapitalista más profunda realizada en vida por el Cmdt. Chávez, convertida en un mandato inexcusable para cualquier chavista.

Veamos sumariamente algunas citas textuales que recogen los rasgos de ese legado programático:

“Para avanzar hacia el socialismo, necesitamos de un poder popular capaz de desarticular las tramas de opresión, explotación y dominación que subsisten en la sociedad venezolana”.

“Éste es un programa precisamente para afianzarlo y profundizarlo; direccionado hacia una radical supresión de la

lógica del capital que debe irse cumpliendo paso a paso, pero sin aminorar el ritmo de avance hacia el socialismo.

La coherencia de este Programa de Gobierno responde a una línea de fuerza del todo decisiva: nosotros estamos obligados a traspasar la barrera del no retorno, a hacer irreversible el tránsito hacia el socialismo.”

“... Esto pasa por pulverizar completamente la forma de Estado burguesa que heredamos...”

“Éste es un programa de transición al socialismo y de radicalización de la democracia participativa y protagónica. Partimos del principio de que acelerar la transición pasa necesariamente por acelerar el proceso de restitución del poder al pueblo

En tal sentido, vamos a reseñar dicho legado chavista, siguiendo el esquema anteriormente propuesto como columna vertebral de los fundamentos ideológicos de nuestro proceso, siendo una compilación de textos previamente elaborados en diversos momentos y escenarios.

1.- La reivindicación del legado chavista:

En el legado anti-capitalista del Cmdte Chávez, resumido en las BASES PROGRAMATICAS del PSUV, Plan de la Patria, Golpe de Timón, leyes del Poder Popular, existen un conjunto de postulados programáticos que permiten el REARME IDEOLOGICO DE LA REVOLUCIÓN, siendo igualmente plataforma para “RENOVAR LA PROMESA” como lo plantean los cristianos comprometidos en el plano teológico.

Las siguientes premisas programáticas, las proponemos como fundamentos de la LINEA DEL NO RETORNO, como dique de contención del empirismo- pragmatismo, que viene haciendo estrago en el proceso revolucionario.

1.1. Nueva subjetividad revolucionaria, la renovación de la promesa e insurgencia cultural.

En las BASES PROGRAMATICAS DEL PSUV (*) se asume como tarea central llevar adelante la lucha contra la alienación de la conciencia social y por la construcción de una conciencia revolucionaria:

---------------------------------------------------------

(*) Tomado de las BASES PROGRAMÁTICAS DEL PARTIDO SOCIALISTA UNIDO DE VENEZUELA (PSUV) Aprobadas por el I Congreso Extraordinario del PSUV, reunido en Plenaria, en Caracas, a los veinticuatro (24) días del mes de Abril de 2010.

“Construcción de una conciencia revolucionaria como forma de superar la alienación de la conciencia social propia del capitalismo. Es necesario refundar las prácticas políticas y sociales dotándolas de un sentido y contenido moral y ético que cuestione radicalmente las instituciones burguesas heredadas y el imaginario social (ideologías, representaciones sociales, prácticas sociales y antivalores)

-- De allí que la construcción de una nueva subjetividad revolucionaria posee como premisa: LA REVOLUCIÓN ES CULTURAL O REPRODUCIRA LA DOMINACION

-- Impulso de la insurgencia cultural y la educación liberadora, como ejes de construcción de esa nueva subjetividad. Educación y trabajo liberador, articulando saber y trabajo, superación de su enajenación.

-- La lucha contra la alienación capitalista demanda la elevación de la conciencia, forjando una nueva cultura política.

-- Los nuevos valores tienen que ver con formas de conocimiento: nuevo paradigma epistémico, formas de relacionarnos y valorarnos en comunidad: nueva ética de la solidaridad, sensibilidad y solidaridad: nueva estética y nuevo arte,

-- Se trata de derrocar el viejo régimen no sólo en los hechos sino también en las ideas, las costumbres y los valores.

1.2. El socialismo bolivariano del siglo XXI

La propuesta de superación del régimen de producción capitalista, parte de una serie de precisiones sobre su naturaleza, tal como se asume en las BASES PROGRAMATICAS:

“...El capitalismo se asienta en la expropiación del productor directo de los medios, con la consiguiente enajenación del producto del trabajo, el cual pasa a ser propiedad privada del dueño de los medios de producción. El capitalismo introduce la separación entre el trabajador y todo medio de producción, circunstancia que lo obliga a tener que venderse a sí mismo para sobrevivir”

“...El capitalismo es la forzosa compraventa de la fuerza de trabajo convertida en una mercancía más. El producto del trabajo se convierte también en mercancía que pasa a ser propiedad privada de los dueños de los medios de producción. El capital es, pues, esencialmente, una relación social por la cual los propietarios de los medios de producción pueden expropiar el trabajo ajeno, el de los trabajadores [no propietarios], comprándola como mercancía pero sin pagarla por su valor real.”

“...El capitalismo es la etapa histórica en que la sociedad se organiza en torno a la expropiación y explotación del trabajo ajeno, la cual requiere la dominación política y cultural sobre las trabajadoras y trabajadores asalariados y la disolución de los nexos comunitarios de las formaciones pre-capitalistas que ahora aparecen ante el individuo como un simple medio para lograr sus fines privados. La base material sobre la que se levanta el orden burgués capitalista es la estructura económica constituida por relaciones sociales de producción basadas en la explotación que dan lugar a formas de propiedad y de acumulación privadas...”

En las BASES PROGRAMATICAS que ubica la centralidad de la explotación del trabajo como rasgo de la producción capitalista, se plantea su superación con la emancipación y humanización del trabajo:

“Sólo es posible avanzar en la eliminación del capitalismo si se eliminan las relaciones sociales de producción basadas en la explotación del trabajo ajeno y, por consiguiente, si se eliminan los procesos de acumulación privada del capital basados en la ganancia producida por la explotación del trabajo.

A su vez, una de las condiciones para eliminar la explotación del trabajo ajeno, es la eliminación de la propiedad privada de los medios de producción esenciales, en particular, la propiedad privada monopólica. Este es un principio de la construcción del socialismo. ...”

“Humanización del trabajo como condición de vida del hombre y la mujer Impulsar un modelo económico socialista basado en el desarrollo endógeno sustentable, lo que implica la lucha por la eliminación progresiva de la explotación capitalista del trabajo ajeno y la apropiación individual y privada de sus productos...”

Aquí se define la ruta de la transición socialista:

-- El trabajo deja de ser trabajo enajenado y pase a ser trabajo libre y liberador y su producto esté al servicio de los trabajadores y la sociedad y aquellos puedan asociarse libremente.

-- Sólo es posible avanzar en la eliminación del capitalismo si se eliminan las relaciones sociales de producción basadas en la explotación del trabajo ajeno y, por consiguiente, si se eliminan los procesos de acumulación privada del capital basados en ganancia producida por la explotación del trabajo. A su vez, una de las condiciones para eliminar la explotación del trabajo ajeno, es la eliminación de la propiedad privada de los medios de producción esenciales, en particular, la propiedad privada monopólica. Este es un principio de la construcción del socialismo.

-- La humanización del trabajo como condición de vida del hombre y la mujer implica impulsar un modelo económico socialista basado en el desarrollo endógeno sustentable, donde se plantea la eliminación progresiva de la explotación capitalista del trabajo ajeno y la apropiación individual y privada de sus productos

-- Por ello se requiere diseñar e inventar nuevas formas de producción, distribución, circulación y consumo, que tiendan a eliminar la lógica del capital y la intermediación depredadora de los capitalistas; desarrollar nuevas formas de apropiación social y comunitaria del excedente económico y nuevas formas de acumulación comunitaria.

1.3. Modelo Productivo Socialista.

El combate a la crisis orgánica del capital y sus modalidades de “guerra económica”, se asume impulsando el proceso productivo socialista articulado con la economía comunal, teniendo como soporte las BASES PROGRAMATICAS DEL PSUV Y EL PLAN DE LA PATRIA:

-- En este modelo productivo socialista, centrado en la economía comunal, el trabajo deja de ser trabajo enajenado y pasa a ser trabajo liberador, los productores pueden asociarse libremente.

-- Humanización del trabajo, reducción de la jornada y cualificación del tiempo libre.. Reivindicación del ocio creador y el tiempo libre.

-- Nuevas formas de producción, distribución, circulación y consumo, que tiendan a eliminar la lógica del capital, crear una economía productiva y diversificada, con integración territorial; el impulso de circuitos productivos integrales que permita superar la desarticulación bajo el enfoque endógeno sustentable.

-- Promoción las diversas modalidades de la propiedad social, fortalecer a los productores libremente asociados y las redes socio-productivas.

-- Reivindicación de la soberanía alimentaria con el paradigma agroecológico, nexos con la alimentación sana, segura, soberana y sabrosa, en el marco del Programa Todas las Manos a la Siembra (PTMS)

-- Cambio radical de los patrones culturales de consumo, unificando la relación producciónconsumo, defensa y acompañamiento de la propuesta de los CLAP

-- Eliminación de la intermediación comercial capitalista, combatiendo la enajenación y las necesidades sociales artificiales.

-- Control de precios y de cambio, regulando en forma planificada el comercio nacional e internacional.

1.4. El Proceso productivo socialista y su encadenamiento

Partiendo de los anteriores rasgos del modelo productivo socialista y su encadenamiento posible, debemos enmarcarlos en los motores y proyectos estratégicos, impulsando las siguientes políticas:

•Democratización de los medios de producción, nuevas formas de propiedad.

•Diversas formas de organización socio-productivas, productores libres asociados.

Integración de redes productivas.
•Nuevo tejido productivo, sustentable, diversificado:

  •   Numerosas empresas de propiedad social directa

  •   Áreas encadenadas productivamente a escala comunal

  •   Consolidación de la arquitectura financiera comunal

  •   Organización de los Consejos y Comités de economía comunal

    En estas principales determinaciones del modelo productivo socialista que tienen un alcance global, se concreta en su COMUNALIZACION, con la implementación del PLAN DE LA PATRIA territorializado:

    • Concreción del modelo productivo socialista a nivel local, según la vocación productiva, costumbres y tradiciones de cada lugar-espacio- territorio.

    • Construcción de redes de asociaciones productivas endógenas- sustentanbles en esos diversos territorios: comunas, ciudades comunales, distritos motores.

    • Articulación con el poder popular y el sistema comunal en la nueva geometría del poder.

• Planificación democrática, presupuesto participativo y contraloría social en el espacio local.

• Ocupación territorial que enfrente la contradicción-ciudad campo, centro- periferia.

En el proceso de comunalización del modelo productivo socialista, debemos tomar en cuenta los elementos que anteceden:

-- En la transición socialista hay que territorializar el modelo, tal como esta desarrollado en el sistema de agregación comunal.

--Se trata de un plan sistemático de conformación de REDES SOCIO- PRODUCTIVAS, como una gigantesca telaraña que cubre los territorios.

--La red abarca desde la producción, pasando por la distribución y el consumo.

-- En su seno se debe injertar la propiedad social, el espíritu socialista.

Esta caracterización del encadenamiento productivo socialista nos permite ubicar este proceso como una interrelación no lineal entre sectores económicos (sector primario, secundario y terciario) y su respectivo eslabonamiento de la producción-transformación-distribución y consumo.

Dentro del encadenamiento se establecen articulaciones, relaciones, procesos, con entidades de trabajo, instituciones, organizaciones productivas y comunidades, siendo más apropiado hablar de REDES, TELARAÑA, ENJAMBRE O TEJIDOS PRODUCTIVOS. Este encadenamiento productivo, es parte de las nuevas relaciones de producción socialista, donde se supera la división social del trabajo, los principios del egoísmo posesivo, el lucro, la mercantilización, la primacía de los valores de cambio. Con el encadenamiento productivo socialista, se busca fortalecer, desarrollar la propiedad colectiva, la economía comunal y las asociaciones productivas a través de la SECUENCIA ESTRATEGICA de proyectos y redes socio-productivas, siendo enlazada gráficamente por el nexo entre: PRODUCCIONTRANSFORMACIONDISTRIBUCIONCONSUMO.

* Implica eliminar la ganancia como móvil de la producción y la apropiación privada del trabajo excedente o trabajo gratis del obrero. Se trata de un modelo productivo basado en el desarrollo endógeno sustentable, que plantea la eliminación de la explotación capitalista del trabajo, siendo un proceso asumido globalmente: nueva forma de producción, distribución, circulación y consumo.

Este conjunto de transformaciones con el encadenamiento productivo socialista, nos conduce a un proceso permanente de confrontación con las relaciones de producción capitalistas:

* Superación de la enajenación del trabajo, como separación entre lo intelectual y lo manual, la jerarquía que le es inherente.

* Enfrentamiento a la mercantilización de las relaciones sociales, particularmente el trabajo asalariado como objeto explotable.

* Dirección consciente de la producción, planificando y controlando socialmente la economía. tal como está esbozado en el PLAN DE LA PATRIA, específicamente el Objetivo Histórico N° 2 y sus objetivos generales. De igual manera, en las LEYES DE PODER POPULAR existen propuestas que apuntan a superar las relaciones de producción capitalistas, enfrentando la desarticulación de la producción. Esta referencia programática redefine el proceso de cualificación del trabajo, siendo uno de los aspectos socio-productivos que impregna la estructura curricular del INCES.

1.5. Raíces estructurales del no encadenamiento productivo capitalista

En el régimen de producción capitalista existen una serie de desequilibrios estructurales y contradicciones orgánicas entre las que destacan:

--Contradicciones entre los valores de uso y valores de cambio
-- Separación ciudad
campo y asimetrías en la ocupación territorial -- Anarquía en el mercado, monopolios y oligopolios

-- Desproporción sectorial: carencias en los nexos entre agricultura, industria y comercio, generándose un no encadenamiento productivo entre ramas de actividad.

Tales deformaciones se acentúan en el caso venezolano por el carácter dependiente, parasitario y rentista de nuestra economía, la cual se especializa en la mono-exportación y en la llamada “terciarización” donde el comercio y los servicios se han hecho preponderantes, localizados en la parte norte-costera del país.

El patrón de empleo y tecnología involucradas se caracterizan por su heterogeneidad e improductividad, existiendo una contradicción entre la oferta de trabajo y los procesos formativos, los cuales convierten al aparato educativo en disfuncional ya que no hay correspondencia entre las carreras – profesiones y la producción real, por eso se dice que estamos “graduando desempleados”. En las diversas ramas de actividad, por ejemplo la textil, existen tecnologías artesanales, modernas y de punta, las cuales están desagregadas sin conexión, siguiendo un comportamiento irracional, pero a la hora de demandar la tradicional capacitación, el empresario casi seguro que buscará sacarle partido a la tecnología de punta ahorrando mano de obra, despidiendo trabajadores en nombre de la obsolescencia.

A partir de las anteriores contradicciones e insuficiencias estructurales del régimen de producción capitalista existe una desarticulación entre estos diferentes eslabones de las cadenas productivas, deficiente manejo de la información y falta de asociación entre las diferentes unidades productivas. Todo esto tiene que ver con la naturaleza de la producción capitalista:

-- No hay dirección consciente de la producción, no existe articulación entre la oferta y la demanda, ya que se parte del supuesto de: “ la mano invisible del mercado equilibra el proceso”.

--La apropiación privada del trabajo colectivo, genera competencia, desequilibrios y rivalidades no sólo entre el capital y el trabajo, sino en el propio seno de los capitalistas, nudos problemáticos o cuello de botella entre diversas ramas de la industria, los servicios y el comercio.

Para superar estas deformaciones e insuficiencias de la lógica del capital, se requiere avanzar en la construcción del nuevo modelo productivo socialista, regido por los valores de uso y la satisfacción de necesidades reales, tal como lo reseñamos anteriormente.

En tal sentido, no se puede pretender ENCADENAR O ESLABONAR LA PRODUCCIÓN, sin cambiar su lógica, puntualmente:

Sin cambiar las relaciones de propiedad Sin abolir las relaciones mercantiles
Sin superar la división social del trabajo

1.6. Estado Comunal y Republica de Consejos

El Cmdte Chávez no legó el mandato “COMUNA O NADA”, por lo cual debemos concretar las bases del Estado Comunal, aplicando las diversas leyes del poder popular y todo el entramado político- jurídico que lo viabiliza:

-- Ejercer los postulados de la democracia participativa y protagónica, construir el bloque social revolucionario a través de Consejos de Trabajadores(as), Consejos Comunales, Consejos Educativos, Consejos Estudiantiles, Consejos Campesinos.

-- Control obrero-popular de las empresas recuperadas y del sistema económico comunal.

-- Nuevo modelo de gestión pública para enfrentar la burocracia y la ineficiencia.

-- -- Articulación de la planificación democrática a nivel nacional, estadal municipal y comunal, asumiendo la dirección consciente de la producción de bienes y servicios.

-- Concretar la nueva geometría del poder, con sistema de agregación comunal, los distritos motores y los ejes estratégicos de desarrollo.

-- Construcción de un espacio del poder popular que sea alterno y paralelo a la asamblea controlada por la derecha bajo la consigna: TODO EL PODER A LA ASAMBLEA COMUNAL.

-- Nuevas maneras de decir y hacer política: democracia participativa y protagónica.

-- Principios de la democracia real: elección directa, rendición de cuenta, revocatoria del mandato, delegación de funciones, aplanamiento de las estructuras, dirección colectiva y decisiones colegiadas.

-- Sistema organizativo alternativo a la lógica burocrática: movimiento social, red de redes, colectivos de trabajo, articulación de cuadros de dirección, maestros técnico-productivos, participantes, comunidad.

1.7. Lucha contra la burocracia, burocratismo y burocratización

Ya Carlos Marx, enuno de sus primeros escritos (Crítica ala Filosofíadel Derecho) señalaba que la burocracia consiste en tratar el “ser real como un ser ideal”, sustituyendo lo empírico por su representación, donde la realidad se sustantiva y autonomiza en lo formal. Esta inversión de la relación sujeto- predicado (el Estado sustituye la sociedad civil, el funcionario se divorcia de la gente, el dirigente se separa de la base ) no se reduce solamente a unas premisas lógicas, sino que posee una trama material en las relaciones de producción capitalista, particularmente, en la División Social del Trabajo .

La división entre el trabajo manual y el intelectual, como rasgo constitutivo de la

división del trabajo en el capitalismo, posee diversas derivaciones:

  • Contradicción entre la teoría y la práctica, separación entre el saber y el hacer.

  • Dualismo sujeto-objeto, conflicto entre la subjetividad y la objetividad.

  • Fragmentación y atomización teórico-práctica, parcelación y simplificación

    de la tarea como lo hace el taylorismo.

  • Jerarquías y especializaciones, que consagran a la expertocracia y niegan

    el diálogo de saberes.

Estas derivaciones de la División Social del Trabajo, la encontramos en el conjunto de las relaciones sociales en nuestra sociedad, y sus consecuencias enajenadoras (divisiones, extrañamientos, separaciones, divorcios y contradicciones), las cuales,

cotidianamente, están vivitas y coleando en diversas instituciones: Estado, fábrica, escuela, parlamento, sindicato y partido.

Esta raíz histórico-social de la burocracia de rutina se ignora en los análisis y propuestas anti-burocráticas, acudiendo a las simplificaciones: es un problema de cargos y organigramas, en otros casos se limita al tópico de la honestidad y compromiso de hombres y mujeres. Sin desconocer la incidencia de estos factores, hasta nuevo aviso esta focalización es inadecuada, porque no asume la crítica y el desmontaje de las relaciones de producción capitalista, específicamente como hemos señalado la división del trabajo que es una relación suprapersonal, queriendo decir que está en la estructura del capital no en el sujeto

social.

Esta puntualización, nos conduce a globalizar el análisis de la burocracia ubicando sus múltiples determinaciones:

Existe una génesis o raíz de la burocracia: la división social de trabajo capitalista.

También existe una estructura como soporte simbólico y material de la burocracia, partiendo de esta división del trabajo: normas jerárquicas, funciones escindidas, tareas parceladas.

Están los sujetos sociales (individuos, capas sociales, clases, etnias) que interactúan en este contexto, que producen y reproducen esta relación de dominación.

A partir de esta caracterización, podemos proponer el siguiente mapa conceptual:

* El concepto de burocracia, referido a su génesis;
*
Burocratismo, atinente a la estructura;
* Burocratización, como amenaza permanente que surge del proceso.

En tal sentido, el combate al fenómeno burocrático hay que darlo en diversos frentes de batalla: génesis, estructuras, sujetos, procesos.

Esta caracterización hace compresible entonces, las limitaciones que hemos conocido cuando nos enfrentamos a la burocracia con un enfoque simplista:

a.- En muchas ocasiones, el esfuerzo se hace en cambiar al dirigente confiando que esto es suficiente para resolver el problema de la burocracia, pero al no atacar la raíz, enfrentar la estructura y prevenir los riesgos de la burocratización, se reproduce el fenómeno como algo fatal.

b.- De allí surgen los desengaños y la desesperanza: “se lo comió la estructura”, “se comporta como un burócrata”, “se echó a perder en el cargo”, “se le subieron los humos a la cabeza”.

c.- No es metafórica la existencia de una maquinaria burocrática que puede moler las mejoras intensiones e inutilizar dirigentes honestos y comprometidos.

Enmarcado en anterior enfoque, el proceso de superación del fenómeno burocrático abarca entonces diversas determinaciones: burocracia, burocratismo, burocratización, dicho de otra manera, debemos ir a la raíz de la burocracia, cambiar las estructuras que producen el burocratismo, concientizar y organizar a

los sujetos, además de construir mecanismos profilácticos contra la

burocratización .

No es difícil concluir, que al referido proceso anti-burocrático hay que enmarcarlo en una perspectiva global:

Cambio cultural, con ruptura de paradigmas.

Transformaciones metodológicas y técnicas.

Modificaciones organizativas.

Una lectura holística del fenómeno burocrático, nos indica que tal proceso no se circunscribe a una instancia en particular sino que es un nexo transversal a toda la organización del estado que hemos heredado.

En cualquiera organización siempre existirá el riesgo de burocratización, pero su denuncia a tiempo, la evaluación y el balance permanente de sus manifestaciones y los correctivos que surgen de las anteriores premisas, permiten su control y superación. Para ello, resulta indispensable ubicar su génesis, estructura y proceso, enmarcando la INEFICIENCIA EN ESE CONTEXTO. De esta manera “EFICIENCIA O NADA!” se convierte en una enseña para en cambio en el proceso de transición socialista.

En todas las instituciones del Estado, el PSUV, GPP, movimientos sociales y colectivos revolucionarios, debemos hacer frente a los problemas de la

burocracia, burocratismo y burocratización como la base de la INEFICIENCIA. En tal sentido, proponemos 4 ejes para la profilaxis anti-burocrática, como proceso en construcción que supera la óptica que comúnmente se queda en lo técnico- operativo, desarrollando una especie de TAYLORISMO SOCIALISTA. En esa perspectiva, reivindicamos la dimensión socio-política en la onda de la nueva cultura organizacional:

-- Cambios de las relaciones de producción capitalista, particularmente la superación de la división social del trabajo: frente al monopolio y la jerarquía del saber oponer la democratización del saber y el diálogo permanente.

-- Reestructuración o reingeniería para eliminar papeleos y excesivo formalismo reglamentario (aquí es clave simplificación de trámites y

combate a la cultura del recaudo) igualmente, el solapamientos de funciones, la atomización y parcelación de tareas. Todo ello debe permitir abaratar el costo de funcionamiento y aplanar las estructuras gerenciales.

-- Desarrollo de la gerencia participativa, la cual se caracteriza por: el diálogo de saberes, el aprendizaje colectivo, la comunicación asertiva, la delegación de funciones, la transferencia de competencias, el trabajo en equipo y las decisiones colegiadas.

-- Construcción de instancias de bases como los Consejos de Trabajadores (voceros, mesas de trabajo, consejo directivo y asamblea general), como mecanismos para elaborar, planificar, ejecutar y evaluar programas y proyectos

1.8. Enfrentamiento al flagelo de la corrupción

La concepción burguesa de la vida, asocia la realización personal a la posesión de riqueza, al atesoramiento de dinero.

* La búsqueda del lucro y el enriquecimiento se hace obsesiva, empleando cualquier medio.

* Se identifica el éxito o el logro a la posesión material de bienes, independientemente que se necesiten o tengan utilidad. El objetivo es acumular, consumir, ostentar para ser alguien en la vida.

Por eso en la lógica del capital se incorporan de una serie de prácticas corruptas entre las que están: el soborno a funcionarios públicos, comisiones por colocaciones bancarias, compra y venta fraudulenta de papeles, evasión de capitales, lavado de dinero, devaluaciones y manipulaciones cambiarias. En todas ella se desarrolla un sistema de complicidad, con operadores y testaferros tarifados que colonizan todos los espacios institucionales. Por ejemplo el capital financiero especulativo, posee un amplio abanico de relaciones cómplices en diversos ámbitos de actividad:

-- Reivindicando la crítica de la economía política marxista, creemos que la corrupción le es consustancial a la lógica del capital:

--En el régimen de producción capitalista el móvil no es satisfacer necesidades, sino obtener trabajo ajeno y transformarlo en ganancia

-- La valorización del capital, como apropiación privada del trabajo ajeno (plusvalía, plustrabajo, trabajo excedente, trabajo sobrante, trabajo gratis) es un proceso de corrupción que tiene su asiento en el proceso inmediato de producción. En tal sentido, la corrupción no es transitoria en el proceso

productivo. Es su misma esencia. El capital puede ser ilegitimado éticamente: “LA PROPIEDAD ES UN ROBO”.

--La centralización y concentración de la propiedad: monopolios, holding, carteles, corporaciones, son las formas de organización de esta corrupción. El capital no sólo roba al trabajador, sino que en este proceso centralizador de la propiedad muchos capitales son expropiados por otros monopolios

-- Bajo la tutela de relaciones mercantiles capitalistas, todo se vende y se compra, incluido el ser humano. De esta manera el SER es sustituido por el TENER

-- En la esfera de la circulación y distribución contaminada por la corrupción que viene de la esfera de la ́producción, bajo la hegemonía de las relaciones mercantiles, existen variadas expresiones del proceso de corrupción, por ejemplo, afán de lucro atesorando dinero a través de la especulación, el acaparamiento y la usura.

--Del mismo modo, la corrupción también se expresa en este nivel como estafas, adulteración de bienes y quiebras fraudulentas.

-- El tener, como valor y actitud, generado por las relaciones mercantiles conduce al consumismo, a las compras nerviosas que promueven desabastecimiento y negocios turbios

Evitando algún sesgo economicista, es importante introducir en el análisis el papel que juega la dimensión político-cultural, donde el individualismo y el egoísmo posesivo van de la mano con la corrupción: La concepción burguesa de la vida, asocia la realización personal a la posesión de riqueza, al atesoramiento de dinero.

* La búsqueda del lucro y el enriquecimiento se hace obsesiva, empleando cualquier medio.

* Se identifica el éxito o el logro a la posesión material de bienes, independientemente que se necesiten o tengan utilidad. El objetivo es acumular, consumir, ostentar para ser alguien en la vida.

Con esta caracterización, se hace obligante profundizar la lucha ideológica, que permita responder a los diversos aspectos del fenómeno de la corrupción:

1.- Mientras existan las relaciones de producción capitalista, específicamente la valorización del capital que extorsiona el trabajo ajeno, no es posible eliminar la corrupción, solo en el socialismo se podrá superar tal fenómeno.

2.- En el modelo productivo socialista, se debe dirigir conscientemente la actividad económica, planificada democráticamente y controlada por el poder popular, esto incluye el control de cambio y la regulación del

comercio exterior, socializando, estatizando o nacionalizando la banca y demás instituciones financieras.

3.- Sustituir las mercantilización o enajenación de las necesidades, desplazando los valores de cambio por los valores de uso.

4.- Desarrollar la propiedad social colectiva, confrontando el egoísmo posesivo .

5.- Como no se trata de una práctica restringida a la esfera de la producción, hay que considerar sus múltiples indicadores en la esfera de la circulación y la distribución de mercancías, por lo que hay combatir sistemáticamente el acaparamiento y la especulación que le son inherentes.

6.- En lo político-administrativo es básico aplicar el proceso de simplificación de trámites y el ejercicio de la contraloría social.

7.- Se requiere utilizar el conjunto de leyes y normativas vigentes, castigando ejemplarmente a corruptores y corruptos. Aquí tiene sentido estudiar la inversión de la carga de la prueba, exigiendo que los implicados prueben su inocencia ante el ESTADO DE SOSPECHA. Expropiación de bienes provenientes de la corrupción, Cárcel para los corruptos.

8.- El conocimiento de la naturaleza del proceso de corrupción (delitos y actores involucrados) deben ser del dominio público, promoviendo la información oportuna y veraz en torno a los diversos hechos, es decir, hacer pagar el costo moral a los corruptos y corruptores

9.- Promover la CIUDADANIZACION, el rescate de lo público y el interés común, como proceso de formación permanente en la ética socialista: solidaridad, corresponsabilidad.

10.- Como la corrupción se ha convertido en un modo de vida, se requiere impulsar el proceso de insurgencia cultural que permita redefinir las necesidades y los patrones de consumo, impulsando un modo de vida que supere el afán posesivo y desarrolle otros valores basado en el SER y no en el TENER.

1.9. Educación y trabajo liberador: FORMAR PRODUCIENDO, PRODUCIR FORMANDO.

Uno de los aspectos claves de la educación y el trabajo liberador, tiene que ver con la construcción del modelo productivo socialista contemplado en el Objetivo Histórico N° 2 del PLAN DE LA PATRIA el cual fue resumido en las líneas que anteceden, donde todo el conocimiento, teoría, ciencia, tecnología y técnica deben estar dirigido a superar la división social del trabajo capitalista que genera la

escisión entre la teoría y práctica, la separación entre lo intelectual y lo manual, la fragmentación y atomización del saber.
En la actual etapa de la revolución se ha venido dando un proceso de toma de conciencia que se traduce en el reconocimiento de la necesidad de superar esos procesos enajenantes tanto en el trabajo como en la educación, tal como se plantea en la CRBV en su artículo 3, donde coloca el saber y el trabajo como un eje de desarrollo integral de la persona y la comunidad

Por eso, en el Art 6, numeral 3, ordinal D, de la Ley Orgánica de Educación, se formulan las finalidades del proceso formativo:

“ Desarrollo socio-cognitivo integral de ciudadanos y ciudadanas, articulando de forma permanente, el aprender a ser, a conocer, a hacer y a convivir, para desarrollar armónicamente los aspectos cognitivos, afectivos, axiológicos y prácticos, y superar la fragmentación, la atomización del saber y la separación entre las actividades manuales e intelectuales...”

De esta manera. la educación liberadora que asume abiertamente el combate a los estragos de la división social de trabajo capitalista, postula una serie de premisas de obligatorio cumplimiento en los diversos subsistemas educativos:

• La formación integral desde un punto de vista socio-cognitivo
• Articulación del ser, con el saber y el hacer
•Armonizar los aspectos cognitivos con los afectivos, axiológicos y

prácticos

Este combate a la fragmentación y atomización del saber, la separación entre las actividades manuales e intelectuales, también está planteado en la reciente Ley del INCES, la cual en su artículo 10, señala:

“Este subsistema desarrolla integralmente los aspectos cognitivos, afectivos y prácticos superando la fragmentación del saber, el conocimiento y la división entre las actividades manuales e intelectuales develando la conciencia de clase obrera como sustento de su compromiso con la construcción de la patria socialista”

Ahora bien, la fragmentación del saber no es un proceso separado de la producción material de la vida, como una esfera epistemológica autónoma, sino que está estrechamente vinculada a la parcelación de la tarea en el proceso de trabajo, sea este taylorista, fordista o neo-fordista. Históricamente en estos proceso de trabajo se ubican las tareas de dirección como trabajo intelectual que está en manos de pocos y las tareas manuales de ejecución ( actividades simples y repetitivas ) que están en manos de los trabajadores descualificados.

Por eso en el análisis de este proceso de trabajo capitalista, encontramos que la

parcelación de la tarea, la medición del tiempo de ejecución, la rapidez y repetición de los movimientos, son rasgos de la dirección que aportó Taylor a los procesos de trabajo y durante décadas este ha sido el paradigma

dominante. Posteriormente, Ford incorporó el sistema de montaje en cadena, profundizando el Taylorismo.

Veamos como el taylorismo fragmenta en detalle esta división del trabajo:

-- Matriz disciplinaria que descompone la tarea en operaciones simples (paradigma de la simplicidad como diría Edgar Morín ) especializando la fuerza de trabajo en movimientos repetitivos y uniformes para ganar tiempo, haciendo énfasis en la rapidez.

-- Uso del cronometraje, donde el tiempo es lo determinante en los puestos de trabajo.

-- La productividad del trabajo, la eficiencia y la eficacia, están asociadas a las siguientes orientaciones:

* Ubicación precisa del tipo de movimiento para hacer determinado trabajo, combinado con máquinas-herramientas.
* Medición puntual de dicho movimiento
* Investigación de las reacciones y comportamientos del trabajador, buscando eliminar tiempos muertos.

Estas exigencias del taylorismo demandan de una formación para el trabajo que debe ser “adiestrada o capacitada” tal como lo viene haciendo el INCE históricamente: especializar a los trabajadores en destrezas y habilidades simples y repetitivas.

Debemos tener claro que el impacto de la división social del trabajo capitalista en el ámbito educativo es concreto: impregna los contenidos curriculares, los planes de estudios, las estrategias metodológicas y las didácticas, el régimen de evaluación, no escapando la propia arquitectura del espacio formativo: espacios separados, oficinas, áreas de recreación, organización interna del aula, taller o laboratorio, ubicación del pizarrón y alineación de los pupitres o mesas.

Estas implicaciones de la división social del trabajo en la escuela, nos permiten comprender el currículo reproductor y su administración:

  • Separación entre las materias teóricas y prácticas

  • Distinción entre ciclo básico y especialidad

  • Tipo de integración entre las diversas asignaturas

  • Utilización del tiempo escolar: turno, horario.

    La crítica de la división del trabajo capitalista en el proceso educativo, nos permiten comprender el currículo desde la perspectiva transformadora, donde hemos asumido abiertamente el carácter político-ideológico de la formación, es decir, el currículo no es un problema técnico, sino que en el qué y cómo aprender, cuáles contenidos escogemos, cómo los estructuramos y

presentamos, qué metodología empleamos, cuál didáctica proponemos, cómo evaluar y acreditar los saberes, todo esto descansa en una determinada concepción del mundo, de la sociedad y del desarrollo, tamizados por diversos intereses: de control y dominio o de liberación y emancipación.

En esa dirección, la educación liberadora posee puntos de partidas pedagógicos y epistemológicos que se sintetizan en premisas, como las siguientes:

a. Frente a la parcelación y fragmentación del saber, impulsa la globalización o totalización del aprendizaje con un enfoque inter o transdisciplinario, promoviendo la formación general para seguir aprendiendo, comúnmente este proceso se conceptúa como meta- aprendizaje: APRENDER A APRENDER;

b. Adquirir habilidades y destrezas bajo las premisas de APRENDER HACIENDO ejecutando múltiples tareas especializadas, en la perspectiva politécnica.

c. Tales criterios están presentes en la concepción del desarrollo curricular, donde se nos plantea impulsar un proceso de articulación de sus diversos componentes: contenidos programáticos, su estructuración y administración, las estrategias y los materiales didácticos, la evaluación y la acreditación de los aprendizajes.

d. En consecuencia debemos caracterizar como se formulan estos diversos aspectos del currículo crítico-transformador:

En lo relativo a los contenidos, estos ya no sólo se refieren a conceptos, sino que se vinculan a procedimientos y prácticas, y al mismo tiempo, se relacionan con valores y actitudes. Aquí encontramos una triple integración o armonización demandado en el Art 6 de la LOE:

SABER como dominio de contenidos abstractos y simbólicos,

SABER HACER como procedimientos lógicos, destrezas y habilidades para manejar materiales, maquinarias y equipos diversos,

y SER como actitud formada en valores humanistas, solidarios y cooperativos.

Estos contenidos globalizados, demandan que en su selección, estructuración y secuenciación, se tome en cuenta el contexto social, los sujetos

involucrados y la problemática que se intenta resolver, es decir, se complejiza su formulación por las demandas de pertinencia, que remite de alguna manera a su ENDOGENIZACION, a la interpretación y comprensión desde adentro y por dentro. Por ejemplo, hay que dar cuenta de las características de diversos sujetos sociales secularmente excluidos. Esta franja de la población está siendo atendida en el plano educativo, encontrándonos con variados desarrollos cognitivos que tenemos que acompañar con la formación permanente.

De la misma manera, esta población que vive la marginación social, está ubicada en diferentes ámbitos productivos: agrícola, industrial, turístico, servicios, y del mismo modo, están localizada territorialmente en diversos contextos, a lo que habría que agregar la diversidad étnica y la interculturalidad. En este punto se tensiona la combinación de contenidos comunes y contenidos diferenciados: formación general y especialización, currículo básico común y currículo abierto, componente prescrito de toda finalidad educativa.

Responder a esta complejidad, haciendo pertinente los aprendizajes, demanda el empleo de diversas modalidades de estudio: presencial, semi-presencial, a distancia, supervisado. Empleo de variados turnos y horarios: diurnos, vespertinos, nocturnos, sabatinos

Las estrategias metodológicas, los recursos y los materiales didácticos, que se emplean deben en consecuencia también integrarse a las demandas de pertinencia, igualmente se requiere adecuar el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación ( TIC) desarrollar técnicas de estudio que apuntan hacia la autogestión pedagógica o estudio independiente, vinculándola a las asesorías y acompañamiento pedagógico.

Finalmente, los anteriores aspectos demandan criterios de evaluación que apunten cualitativamente más al proceso, con técnicas e instrumentos evaluativos que superen la simple, exámenes, notas, calificación, lo que también define los criterios de acreditación y certificación.

1.10. La defensa integral y el control del territorio.

La actual amenaza del imperio contra el proceso revolucionario venezolano no sigue el guion tradicional de las invasiones o del golpe de estado en frío como madrugonazo, sino que adopta formas NO CONVENCIONALES DE GUERRA: aprovechamiento del conflicto social y la descomposición política, OPSIC, espionaje electrónico empleando el outsourcing de inteligencia, operaciones encubiertas con fuerzas especiales. Por eso en la táctica combinan diversas formas de lucha: legales, pacíficas, violentas y armadas, siendo la actividad militar un cierre del plan, donde se incluye por supuestos el bombardeo masivos, empleo de todo el poder de fuego. Igualmente, evitando pagar el costo político de la agresión, emplean fuerzas títeres o mercenarios de todo tipo.

Derivado de la informática, «ROLLBACK» significa RESTAURAR la función anterior o restablecer el sistema y es empleado en términos socio-políticos como sinónimo de RESTAURAR, VOLVER ATRÁS, REGRESAR AL VIEJO ORDEN,

DEVOLVERSE AL SISTEMA ANTERIOR (IV REPUBLICA), REVERSION DE LOS CAMBIOS, DETENER EL PROCESO TRANSFORMADOR, RETROTRAER. Con este enfoque que trata de VOLVER a la IV República, los yankys y sus socios internos impulsan de múltiples políticas dirigidas a “degradar” nuestras fuerzas, en este caso, por descomposición interna, NO POR INVASIÓN MILITAR O ANQUILAMIENTO FISICO . Entre estas políticas se encuentran:

  • Guerra económica, desabastecimiento, especulación, sanciones, presión con los precios del petróleo, uso de la calificación de riesgo, manipulaciones monetarias y financieras.

  • Organización sistemática de operaciones psicológicas que desacrediten e ilegitimen al poder público ( CNE, TSJ ).La OPSIC es la herramienta más utilizadas para exponenciar la conflictividad y el cuadro de ingobernabilidad y están centradas en distorsiones informativas, rumores, tergiversaciones, alarmas infundadas, todo ello dirigido a:

    • * Desgastar por descomposición interna

    • * Estimular la conflictividad social

    • * Fomentar rivalidades fronterizas

    • * Explotar déficits y carencias económicas-sociales

    • * Generar desconfianza e incertidumbre

    • * Deslegitimar el liderazgo

    • * Propiciar la ingobernabilidad

    • * Paralizar e inhibir las fuerzas de seguridad

      En el marco de dicha estrategia se emplean tácticas y procedimientos políticos orientados a explotar los conflictos sociales como vector de acumulación de fuerzas en lo militar:

      * Combinación de la lucha de calle y el ejercicio de la violencia
      * Empleo de formas embrionarias de lucha armada
      * Operaciones comandos con fuerzas especiales( mercenarios, pranes, para
      - militares, policías)
      * Acciones de calle, matizada por la violencia armada y no armada.
      * Bajo el pretexto de contestar la represión aparecen los grupos armados.
      * Inserción de fuerzas especiales extranjeras, que entrenan y arman a los actores oponentes.

      Al plantearse acciones de degastes y de degradación de las fuerza revolucionarias, esta estrategia rollback se inscribe en las modalidades de GUERRA NO CONVENCIONAL, la cual busca:

      a.- Cuadro de ingobernabilidad y pérdida de legitimidad b.- Desgaste de las fuerzas de seguridad del Estado c.- Fijación en el terreno y pérdida del control territorial d.- Parálisis e inhibición de algunos componentes

      e.- Pronunciamiento de desertores y mandos renegados

La anterior caracterización de la nueva estrategia imperial demanda de un tipo de respuesta que sea pertinente al nuevo contexto geo-político y a las modalidades operativas de las fuerzas contrarrevolucionarias. En tal sentido, planteamos unos lineamientos tácticos-estratégicos que tienen tres ejes: PRESERVACION, PREPARACION Y REAGRUPAMIENTO DE LAS FUERZAS en el marco de la UNIDAD CIVICO-MILITAR.

En estos momentos a los yankys hay que mandarles señales de lo que les espera en sus pretensiones de subyugar a nuestro pueblo. Más que retórica amenazante, estamos obligados a dar respuestas tanto de carácter coyuntural como

estratégicas, planteando escenarios de lucha que en la nueva doctrina militar bolivariana se denomina "guerra de todo el pueblo",

Por eso reiteramos que frente a la estrategia Rollback , es necesario desarrollar la

línea militar de masas o guerra de resistencia enmarcada en la unidad cívico-

militar, donde se ponen en juego todas las enseñanzas acumuladas, desde las lecciones del Vietnam heroico, hasta la experiencia reciente de la insurgencia afgana o palestina.

La anterior caracterización de la nueva estrategia imperial demanda de un tipo de respuesta que sea pertinente al nuevo contexto geo-político y a las modalidades operativas de las fuerzas contrarrevolucionarias. En tal sentido, planteamos unos lineamientos tácticos-estratégicos que tienen tres ejes: PRESERVACION, PREPARACION Y REAGRUPAMIENTO DE LAS FUERZAS en el marco de la UNIDAD CIVICO-MILITAR.

Estos ejes tienen que ser TERRITORIALIZADOS, RESPONDIENDO PALMO A PALMO A LAS DIVERSAS ARISTAS POLÍTICO-MILITARES DEL ACCIONAR ENEMIGO.
En esa dirección, vamos a puntualizar en detalle algunos de los principales rasgos del control territorial como operacionalización de nuestra estrategia:

Construcción de corredores estratégicos, bases y puntos de apoyo en el territorio Aspectos a considerar para priorizar los diversos espacios o zonas a escoger:

-Nivel de organización popular
-Potencial de actividades socio-productivas sustentables
-Existencia en el territorial de condiciones topográficas favorable, como por ejemplo el CONTINUO TOPOGRAFICO que exige verificar los obstáculos naturales o artificiales que impiden la movilización o sirven de cobertura frente a la observación aérea.
-Tradición de lucha y memoria histórica
-Mapa de Actores oponentes (delincuencia tradicional, pranes, para- militares, narcotraficantes).
-Experiencias y fortalezas en los sistemas de comunicaciones y transporte.

-Tenencia de Casas o locales para reuniones, seguridad, almacén de alimentos o instrumentos.
-Puntos de apoyo para las actividades de masas: plazas, locales. -Vías de evacuación y retirada escalonada

-Mapeo del terreno desde el ángulo topográfico: cuevas, callejones, alcantarillados, túneles y pasajes.

A partir de la caracterización político-territorial, se ubican las áreas o zonas estratégicas, donde se debe concentrar el conjunto de las fuerzas, evitando la dispersión y atomización. Delimitado el territorio, se plantean las líneas que permite ejercer el poder real en el lugar

-Control de entradas y salidas
-Construcción de anillos de seguridad, los cual van desde los más laxos y lejano, hasta el núcleo duro y compacto.
-En el proceso de control participan todas las fuerzas, empleadas en múltiples actividades: comunicaciones, inteligencia, OPSIC, contención.

-- La preparación y reagrupamiento de fuerzas, demanda aprestos operacionales y ejercicios en el siguiente orden:

-Alerta temprana y acuartelamiento
-Movilización con arreglo al plan de contingencia.
-Despliegue en áreas asignadas: puntos de control, observadores adelantados,
-Movimientos y desplazamientos en correspondencia con la situación: avances y retrocesos escalonados, retirada estratégica.

Particular importancia tiene la preparación socio-política y técnico-militar, en consonancia con el tipo de guerra a enfrentar. De allí el perfil y los contenidos del proceso de formación:

1.- LA NUEVA ESTRATEGIA IMPERIAL.
2.- INTELIGENCIA OPERATIVA Y CONTRAINTELIGENCIA
3.-OPSIC Y ESTRATEGIA COMUNICATIVA INTEGRAL
4.- PREMISAS Y METODOS DEL CONTROL TERRITORIAL
5.- EXPLOSIVOS Y ARMAMENTO POPULAR
6.- SISTEMA DE COMUNICACIÓN Y ENLACES NO CONVENCIONAL

Criterios y exigencias para elaborar el plan de acción:

-- Concretar en los diversos territorios la unidad cívico-militar, estableciendo enlaces y sistema de comunicación
-- Llevar al terreno la construcción de
corredores estratégicos, bases y puntos de apoyo, según las particularidades de cada zona.

-- Sistema de alertas tempranas , tanto a nivel de masas como de la vanguardia colectiva

-- Criterios de movilización y despliegue rápido a partir de las capacidades de cada colectivo o equipo.
-- Resolución de los diversos problemas logísticos: transporte, comunicaciones, alimentación

-- Asignación de responsabilidades por equipos o colectivos.

E/Carlos Lanz Rodríguez 21 de Julio de 2016