Decidimos titular de esta manera la 1ra Conferencia de la  serie como Homenaje al Maestro Ramón Tovar quien a sus 92 años aun, dentro de su estado de afección sigue aportándonos luces revolucionarias. Se le ha reconocido por el aporte educativo, pero aún no ha sido así por su mérito en el orden político; él fue el creador de la Geohistoría y su orientación constante ha sido para la educación en tanto fuerza de transformación política y superación de  “Venezuela País Subdesarrollado”, su obra cumbre para una Ciencia que lucha transformaciones. Ha sido un militante leal, disciplinado del Partido Comunista, jamás ha escindido educación de política y pudo orientar a quienes fuimos sus discípulos, con Maestría Robinsoniana, respetando al pensar y hacer de cada quien; fue nuestro Maestro desde 1964. Tuvimos el honor de contar con su tutoría en nuestra gestión del Viceministerio de Educación entre Enero 2002 y Enero 2007, período en que se creó al Sistema de Educación Bolivariano y su categorización de “Educación como Continuo Humano”, suficientemente explicada, discutida, evaluada, aceptada y así divulgada por el Presidente Chávez a través de muchos “Aló Presidente” a los que le dedicó pensamiento para hacer de la Educación su principal eje de Poder. Honor y gloria para ambos líderes.

El Comandante de la Revolución Hugo Chávez asumió su condición de militante de la Geohistoría y fue su defensor, divulgador y lo dejó sentado en varias de sus intervenciones; también se hizo acompañar en el Poder Ejecutivo por otr@s, quienes como Ministros, Viceministros o Directores Generales fueron discípulos del Maestro y formados dentro de los Paradigmas de la Geohistoría, citamos entro otros a Aristóbulo Istúriz, Ricardo Menendez, Omar Ovalles, Rodulfo Pérez, Omar Hurtado, Maria de la Paz Regueiro, Cosme Arzolay, Fernando Peñalver; o en la Asamblea Nacional con Diputados como Xiomara Lucena, Eduardo Piñate, Manuel Briceño y tantos otr@s batalladores que   han considerado su enseñanza para tomar decisiones trascendentes en el plano político.

            Es que la Geohistoría, amén de Paradigma Científico para la Ciencia Social, Geográfica, Educativa es también Paradigma Revolucionario, fundamentado en los correspondientes de la Ciencia Crítica que nace en el último tercio del Siglo XX frente a la decadencia de la Ciencia amputada que dejaron las dominantes de la “Ciencia prestada” y de la dominación colonial y Eurocentrismo de los Siglos XIX y XX. Su origen y explicación la resalta el Maestro en su Discurso de incorporación como Miembro de Número a la Academia de la Historia en Febrero de 1991 (el cual puede revisarse entre los contenidos de www.fundaaldeas.org). Lo cierto es que se trata de un aporte Científico, Epistémico, Metodológico y axiológico a la Ciencia, Academia y Educación en los años previos a la Revolución Bolivariana cuando este campo era Ciencia Subversiva y por tanto castigada y con ella sus ponentes, su debate, y expansión frente a la decadencia del llamado “pensamiento muerto” al que se refirió Milton Santos. Allí el Maestro nos expresó que El conocimiento científico debe enfrentar problemas que hasta entonces le parecían ajenos o frente a los cuales se obró hasta hace poco con indiferencia. O si recibieron su atención, ahora asumen dimensiones que cuestionan, en muchos casos, sus pautas o normas. El hambre, el analfabetismo, el deterioro ambiental, la salud colectiva, la indefensión de las masas, el desfase entre naciones, pueblos, etnias y tantas otras agrupaciones de seres humanos, presentes sobre la superficie de nuestra Tierra. … “la deshumanización” derivada de “la masificación” se erige en todas las direcciones. La masificación se impone como "distorsión"; cuyas raíces y explicación habría que esclarecer para la seguridad de nuestra supervivencia como especie. … Avanzamos como hipótesis la revolución experimentada en "los instrumentos de trabajo" que ha invadido hasta el mismo terreno intelectual con su concomitante acentuación en la división del trabajo”. Con "El Enfoque Geohistórico”, “el saber social ocupa el rol principal. El proceso que se iniciara con la entronización de la parte, desemboca ahora en la integración, que no podrá diseñarse sino desde el hombre y para el hombre a partir de su trayecto diacrónico. En el mismo nivel ese hombre no se concibe divorciado de su "suelo", de su "territorio"; vale decir de su espacio, o dimensión sincrónica. Como resultante del desiderátum histórico, se ha entrado en una nueva ciencia y su centro es el ser humano”. (Tovar R. Discurso a la Academia de la Historia, Febrero 1991)

            Todavía andan por allí, con mucha dispersión, quienes nos consideraron renegados, locos, fanáticos por seguir sus postulados y defender con ahínco sus epistemes, métodos e instrumentos; pero esa lucha que emprendió el Maestro Tovar y  acompañamos, cuajó triunfos muy significativos y de hecho, avanzó coincidiendo con los Postulados de la Ciencia para el Siglo XXI derivados del Congreso Mundial de Budapest en 1999: “Las ciencias deben estar al servicio del conjunto de la humanidad y contribuir a dotar a todas las personas de una comprensión  más profunda de la naturaleza y la sociedad, una mejor calidad de vida y un entorno sano y sostenible para las generaciones presentes y futuras ... Necesarias nueva relación entre ciencia y sociedad para resolver problemas mundiales como pobreza, degradación del medio ambiente, la insuficiencia de los servicios de salud pública, y seguridad del agua y suministro de alimentos, en especial de crecimiento demográfico”. La riqueza de sus postulados perfectamente delineados inicialmente en su desarrollo tanto para educación primaria, media y universitaria, llenó lo necesario innovador en las Maestrías y Doctorados en las que se consolidó para dar a Venezuela, por eso sus productos en tanto tesis, obras, cartografía y otras actividades curriculares que ahora se reflejan en la necesidad de formación socialista de un pueblo que crea Estado Comunal. Estos postulados lo reflejan:

1-  La ciencia al servicio del conocimiento y el conocimiento al servicio del progreso.

2-  La ciencia al servicio de la paz.

3-  La ciencia al servicio del desarrollo.

4-  La ciencia en la sociedad y la ciencia para la sociedad.

            Su esencia de vinculación a lo político y social para avanzar estructuras sistemáticas que van dando forma a la Nueva Venezuela, por primera vez lo consagró la Ley Orgánica de Educación del 2008 cuando incluyó a la Geohistoría, taxativamente en su artículos 14 y 15. Todo aquello por lo que había luchado el Maestro, corona éxito con la LOE y a partir de ella con la  Ley Orgánica de Universidades (1ra discusión), Ley Orgánica de Consejos Comunales, Ley Orgánica de Comunas y Ley Orgánica del Plan de Patria. Actualmente es imposible avanzar estrategias y acciones políticas desvinculadas de las Leyes del Poder Popular; su esencia constitutiva implica la consideración de sus postulados lo cual implica su necesario uso para garantizar objetividad, rigor y éxito en la dinámica revolucionaria, por ello, es inexorable su uso en la política y su ejecución.

 

            En Tanto Política Educativa, La Geohistoría es fuente primordial, los “instrumentos y las declaraciones internacionales proclaman el derecho de todas las personas a tener una educación que establece las bases para el fomento de todos los derechos humanos. El derecho a la libre expresión, el derecho a la igualdad y el derecho a tener voz en la toma de decisiones con respecto a las políticas sociales y educativas son partes integrales de la educación”, tal cual  indica las normas que a continuación citamos:

matriz políticas educativas

 

El Comandante Chávez, creó nueva estructura nacional y nueva relación Internacional. Concibió la Nueva Geometría del Poder a toda Escala para superar la contradicción NACIÓN-IMPERIO y su consecuente Contradicción CAPITAL-TRABAJO impuesta por el capitalismo y el imperio. Al Pensar al espacio en todas sus escalas dado el dominio del capital, -en crisis desde el 2008 -, creó cambios desde la dialéctica Globalización-Lugarización en la que centró al Plan de Patria dentro de contextos de integración y unidad de naciones; revivió OPEP, creó ALBA, CELAC, UNASUR, Petro Caribe entre otras, para Política Multipolar. La dialéctica Globalización-Lugarización le hizo posible avanzar desde la localidad y vencer al tiempo necesario del trabajo que impone el capital, y lo pudo sustituir por el tiempo disponible del trabajo que nace de la consciencia de comunidad por la capacidad endógena de sus seres, apoyados por las bases científicas, metodológicas, instrumentales de la Geohistoría. Nunca un campo científico clave a las estrategias para la Revolución habían tenido un impulso tan certero y sólido como el que tuvo con el Comandante la Geohistoría; no hubo intervención, oral o escrita en la que no se basara tanto en la categoría espacio (mapas) y su concomitante categoría de tiempo (historia). Un mapa y una referencia histórica, localizada, contextualizada como campo de la realidad dieron piso a sus decisiones. Amó la Geografía y la Historia; su concepción de mundo fue esencialmente Geohistórica en tanto articuló permanentemente sus categorías fundamentales a objeto de precisar y explicar cuanto producía, siempre innovando, siempre estructurando metamorfosis como lo precisó en su “Libro Azul”. Fue toda una praxis revolucionaria implementando nuevos Modos de Producción del Conocimiento a partir de su inmensa capacidad de re-semantizar retrospectivamente todo  hecho y condición espacial, volcando siempre, con su oralidad crítica, pensamiento nuevo convertido en Sistema.

          Toda acción política creada para estructurar los cambios que introducía tenían su contexto temporo-espacial; cumplía con la premisa de Don Milton Santos  (Geógrafo Universal Brasilero) quien afirmó: “Hace filosofía quien contextualiza” y tal condición la cumplió el Comandante como cotidianidad explicativa, estaba siempre presente aquello que la UNESCO precisó en el 2000: La  LUGARIZACION E INTEGRALIDAD PARA LA CALIDAD que fija sus debates. Sus actos cotidianos de comunicación al pueblo  implicaron  una pedagogía lugarizada, con identidad y el rigor que facilita la Geohistoría; formaba parte de su en sí, de su esencia conceptual, espiritual, comunicativa, orientadora, siempre territorializada, es decir geo referenciada e historiada; por eso es que era racionalmente espontánea;  era, a decir de Rodríguez, hábito en el que la educación imponía obligaciones a su voluntad. La UNESCO destacó en la Asamblea XXXII del 2000 que: “En primer lugar la calidad de la educación no puede estar disociada del lugar, las políticas y las reformas de la educación, de las correlaciones observadas entre la educación por un lado y la actuación económica, la participación en la economía mundial y la edificación de economías fundadas sobre el saber. La calidad de la educación es un sostén del crecimiento económico y del desarrollo en un momento en que la mundialización se acelera.”; pareciera que tal expresión hubiese sido creada por él; y sabemos que no fue así, la UNESCO había llegado a esa conclusión por la necesidad de revolucionar en el Planeta el conocimiento de los lugares invisibilizados por la dominante colonial e imperialista. No hay que olvidar que cuando la UNESCO avanzó en esas decisiones USA no formaba parte de ella pues se había retirado a objeto de presionarla financieramente en sus decisiones y quebrarla, cosa que no logró. Luego, viendo que había perdido fuerza, desde el 2002 se reincorporó para seguir controlando sus decisiones.

          Esa fue la riqueza del origen con la que se fue estructurado la Geohistoría, coincidiendo con los tiempos de Chávez, previos y al iniciarse en el Poder, los de la UNESCO sin USA y los del Maestro Tovar que había consolidado al Centro de Investigaciones Geo didácticas de Venezuela CIGDV como su colectivo de creación y acompañamiento. Desarrolló con este su proposición de Geohistoría y Geo didáctica; y fue desde esta Organización Académica dirigida por la Maestra Maruja Taborda (qepd) donde el Ministro Aristóbulo y yo encontramos apoyo  para la consustanciación del Sistema de Educación Bolivariano con la Geohistoria, luego del  largo debate que habían dado desde 1975, su experiencia adquirida en debate Nacional e Internacional a través de sus 13 Jornadas Pedagógicas Nacionales y sus múltiples ediciones publicadas en “Geodidacta” Revista con arbitraje internacional. No en vano, al Maestro se le rinde homenaje en el Primer Congreso Pedagógico Nacional 2003, como invitado especial para una exposición Magistral en la que precisó la Geohistoría para la Educación Emancipadora y siete años después el Ministro Navarro le rinde Homenaje Especial en la “Casa Bello” por su aporte a la Educación Venezolana y al desarrollo de la Enseñanza de la Geografía, dejando plasmada una vez más la universalidad de su Enfoque Geohistórico. El  CIGDV ha sido consultado en diversas oportunidades por autoridades del MPPE así como ha tenido presencia con el Enfoque Geohistórico en posgrados de la  UPEL, UCV, LUZ, UC, ULA y UBV y participación en múltiples organismos y eventos Internacionales.

          El Comandante Supremo en “Golpe de Timón” orientó el 20-10-2012: “En el nuevo ciclo de la transición; la construcción del socialismo, de nuestro modelo, nosotros debemos territorializar los modelos … si este elemento no formara parte de un plan sistemático, de creación de lo nuevo, como una red, esto sería A y esto sería B, esto sería C, D, E, etc., y una red que vaya como una gigantesca telaraña cubriendo el territorio de lo nuevo, sino fuera así, esto estaría condenado al fracaso; esto sería absorbido por el sistema viejo, se lo traga, es una gigantesca amiba, es un monstruo el capitalismo”. Esta visión sin duda reclama de una política educativa al pueblo y a la formación de cuadros que ejerzan funciones en el Gobierno Revolucionario; es allí donde el Enfoque Geohistórico, ahora Paradigma revolucionario, tiene su fortaleza, pues su esencia constitutiva es dialéctica y concebida para esa unidad Educación-Trabajo que desde 1999 el pueblo define como precepto Constitucional en su artículo 3.

          Las condicionantes históricas de la Revolución Bolivariana se inscriben en paradigmas épocales para nuestra República que hace esfuerzos endógenos para alcanzar felicidad de pueblo, supera contradicciones y conflictos a las que la arrastraron los extremos de exclusión, pobreza desterritorialización y dependencia llevadas por el dominio imperial y sus adláteres con los que ha contado y la dirigieron hasta 1999. Los nuevos paradigmas son fuente fundamental que sistematiza teoría para democratizar conocimiento y fortalecer poder de pueblo con los, Nuevos Modos de Producción del Conocimiento (NMPC) y con ellos, la Nueva PEDAGOGIA EMANCIPADORA que construye NUEVA HEGEMONIA SOCIALISTA BOLIVARIANA. Allí está la clave para la POLÍTICA EDUCATIVA dentro de LOS NUEVOS MODOS DE PRODUCCIÓN DEL CONOCIMIENTO. Podemos afirmar sin temor a equivocaciones que la formación de este enfoque se produjo paralelamente a la formación que siguió el Comandante desde su Liceo O’Leary en Barinas y que por ser práctica subversiva de la Geografía Crítica formó parte de las dinámicas pre-revolucionarias al Proceso Revolucionario Bolivariano y su confluencia se produjo en 1999 durante la Constituyente, concretándose como parte de la dinámica política cuando el Presidente Chávez nos  designó Ministro y Viceministro respectivos del MECD. Ambos nos habíamos formado en esta práctica Geohistórica y habíamos sido discípulos del Maestro.

 

                    Con la Dialéctica Resemantizada el Comandante Chávez, creó nueva estructura nacional y nueva relación Internacional dentro de los contextos del Siglo XXI. Trabajó la Nueva Geometría del Poder a toda Escala para superar la contradicción NACIÓN-IMPERIO y su concomitante Contradicción CAPITAL-TRABAJO impuesta por el capitalismo y el imperio. Al Pensar al espacio y su gente en todas sus escalas dado el dominio del capital, -en crisis desde el 2008 -, creó cambios en la dialéctica Globalización-Lugarización en la que centró al Plan de Patria para contextos de integración y unidad de naciones; revivió OPEP, creó ALBA, CELAC, UNASUR, Petro-Caribe, con visión Multipolar y Pluricéntrica, impulsando nuevas Potencias. La dialéctica Globalización-Lugarización le hizo posible avanzar desde cada localidad y vencer al tiempo necesario del trabajo que impone el capital y sustituirlo por el tiempo disponible del trabajo que nace de la consciencia de la comunidad por la capacidad endógena de sus seres. Desde entonces transitamos pasos de  Metamorfosis Estructural hacia el Estado Comunal con la participación protagónica del Pueblo; es decir, desde entonces la Dialéctica se hizo indispensable, inexorable para el avance de la Revolución, por ello se le consagra en las Leyes Orgánicas del Poder Popular y deben ser un sin ecuanón para alcanzar éxito revolucionario; de allí que sea indispensable como Política Educativa Fundamental con piso en los Nuevos Modos de Producción del Conocimiento que el líder impulsó y que ahora son  Legado Histórico para alcanzar la Universalidad de los 5 Objetivos Históricos del Plan de Patria, los 23 Objetivo Nacionales y los 133 Objetivos Estratégicos con los que avanzamos hacia Venezuela Potencia Energética en un Mundo Multicéntrico y Pluripolar. Es la vía para consolidar el poder de consciencia venezolano en la Metamorfosis Estructural que avanza la Revolución Bolivariana para el Socialismo Siglo XXI en tanto “Movimiento Civilizatorio” como lo define el Presidente Correa de la República Bolivariana del Ecuador, Líder de la Revolución Ciudadana o lo sostiene el Presidente Evo Morales, Líder de  la Revolución Plurinacional de la República de Bolivia, hija predilecta del Libertador Simón Bolívar.           

            Ahora bien, no por conocer la Geohistoría se practica Revolución; ni por conocer la Biblia se hace buen cristiano ni por leer al Capital se hace posible revolucionarios; sólo la praxis lo concreta y siempre será fundamental que sea política educativa por aquella premisa Robinsoniana “Instruye y tendrás quien sepa, Educa y tendrás quien haga”, para construir, hacer, crear al Estado Comunal y avanzar su Metamorfosis Estructural, se necesita de quien haga. Si queremos República, formemos Republicanos” nos enseñó Rodríguez. Se aprende a hacer Comunas haciéndolas, formando comuneros y para ello es indispensable que se conciba una Política Educativa, de manera que tod@s participen desde el vientre materno, sea continua, humana y cubra todas las fases con su cualidad de ubicuidad; y de hecho, en estos 15 años de Revolución se han creado bases y son Legado Histórico dejado por el Comandante. Convertir ese legado en Política Educativa del Estado Revolucionario es garantizar que todas y todos accederemos al bien común a través de nuestra educación en la que la esencia paradigmática de lo Geohistórico estará presente para su objetividad histórica, rigor científico de sistematización, estrategia, logro, evaluación y RRR continuo. Cuán importante es la Geohistoría  en la Política Educativa para los Nuevos Modos de Producción del Conocimiento que nos legó el Comandante y las enseñanzas político científicas que nos entregó el Maestro Ramón Tovar.

 

            Al MPPE lo dirige hoy un equipo sólido, que responde al Presidente Maduro quien juró “Comuna o nada”, orientó a Héctor Rodríguez, el Ministro de Educación más joven que hemos tenido, avanzar cambios profundos socialistas; retomaron muchas iniciativas que a pesar del éxito habían sido tragadas por el “bajón” educativo; sin embargo, coincide su gestión con uno de los problemas más graves que la Revolución ha tenido derivado de las fisuras y debilidades en educación y justicia: los flagelos del acaparamiento, consumo nervioso, bachaqueo, raspa-cupos, especulación, etc. que amenazan con el caos a la Revolución, inducidos abiertamente por la guerra económica que oligarquía e imperio imponen, pero a su vez se ve fortalecida por, quienes participan de tales flagelos para obtener ganancias sin importarles pueblo y Revolución. Esta coyuntura, es condicionante obligada para  reorientar Políticas de Educación Revolucionaria, se defina una Educativa Ubicua, más allá de claustros de escolarización y se emprenda con ello la Revolución dentro del Poder Judicial. La formación que nos dio el Maestro, la confianza que nos brindó el Comandante y el dominio de la Geohistoria que adquirimos por praxis es para acompañar al pueblo revolucionario y está a su disposición para profundizar tal Política Educativa. Con Fundaaldeas respondemos al llamado del Presidente a los trabajadores.

Si bien la Política Educativa Nacional es una, sabemos por condiciones de tiempo y lugar es heterogénea; es decir expresa múltiples especificidades dada la diversidad territorial y social que las genera, por cuanto el problema de contradicción es uno pero las cualidades en las que se produce varía en escala, lugar y condiciones que la definen. Por tal condición la Política Educativa es Concurrente y debe considerar las escalas, de manera que la variación que se produce en un Estado le es específica y así sucesivamente si la llevamos a la escala Municipal o a la de la Comunidad. Significa esto entonces que para la coherencia y cohesión de una política Nacional debe haber correspondencia, articulación y concurrencia con la Política Estadal, Municipal y/o Comunal y la comunitaria local respectiva. Quienes son responsables de la Política Nacional jamás podrán producir políticas estadales, están las deben producir el Gobernador y su equipo, acompañados por la autoridad contralora nacional para garantizar cohesión; igual condición ocurre a las escalas municipales y locales. Queda claro con esto que aunque hay una Política Nacional, deben existir las estatales, municipales y Comunales, sobre todo en tanto son concurrentes; pero debe haber quien las genere, aplique, evalúe, replantee, etc. siempre sujetas a la contraloría nacional y popular. Iremos refiriéndonos a esa dinámica de escalas con las siguientes cuatro conferencias.