Dentro de las condicionantes temporo-espaciales que explica el Maestro Ramón Tovar para precisar la Geo historia, hemos estado transitando el camino de la política, desde la Educación y Nueva Geometría del Poder, convencidos de la praxis necesaria que deben desarrollar todos y todas los que en esta Patria estamos convencidos de crear, desde esas condicionantes,  la nueva estructuración del espacio geográfico, de manera que las condiciones de momento y lugar harán posible el cambio de estructuras de lo que heredamos de la IV República, situación a la que la habían llevado la clase dominante nativa e internacional con su respectiva clase política, estilo y forma de gobierno de democracia nimia. De hecho, en Venezuela se comenzó a vivir un proceso de “ruptura progresiva” que se inició en 1999 con el triunfo político del Comandante Hugo Chávez a la Presidencia y la decisión del pueblo de avanzar con él en lo que definió como “Metamorfosis Estructural” (Libro Azul, Yare, 1992), sustentando su teoría del “Árbol de las Tres Raíces” que conjuga en una síntesis conceptual los planteamientos de Bolívar, Rodríguez y Zamora para alimentar el concepto revolucionario de Refundación de la República  y con ello todas las transformaciones necesarias a partir de la estructura de contradicciones imperantes durante la IV República desde el Siglo XIX.

 

 Estas estructuras que dieron continuidad a la lógica dominante que se apropió de la gestión pública y aparato económico, cultural, jurídico a la muerte del Libertador, arrastró al país a ese nuevo escenario de Guerra de Independencia Siglo XXI, por la Soberanía y deconstrucción de la Patria Boba, sometida y tragada por el rentismo petrolero, capitalismo cada vez más depravado por el fundamentalismo Neoliberal y su estructura social – territorial de desequilibrios, asimetrías, desigualdades, exclusiones y tantos otros males que provocaron el estallido a finales de Siglo XX. El Maestro Tovar, al cual leal y disciplinadamente hemos seguido desde nuestra formación en el IP Caracas,  incansable lo denunció al mismo tiempo que le pronosticó cambios por una Nueva Ciencia: La Geo historia y lo dejó plasmado en 1982 en su discurso de incorporación a la Academia de la Historia como Miembro de Número.

 

Si habíamos estado investigando y enseñando Geografía desde el “Enfoque Geo histórico” cuya implicación era la de una praxis comprometida con las transformaciones que se requerían; si habíamos formado docentes para la praxis revolucionaria con base teórica, conceptual, constructiva desde ese enfoque que implicaba Nueva Ciencia con respuesta a lo que hasta ahora había sido “Ciencia amputada” “Ciencia Prestada” a decir del Maestro, o de “Pensamiento muerto” a decir de Milton Santos; si habíamos creado post grado y con él avanzamos en el plano epistémico, ontológico, axiológico y metodológico, incluyendo su técnicas  y métodos cartográficos geo históricos, tal como se derivaron de tantas Tesis de Grado de las Maestrías “Enseñanza de la Geografía”, “Enseñanza de la Geo Historia” y de las “Ciencias Sociales” extendidas  por varias Universidades del país, orientados por las enseñanzas del Maestro Tovar, era inconcebible en quienes formábamos ese equipo de investigación y praxis no encontrarnos con las condiciones creadas por el proceso que el pueblo decidió seguir después de 1999 con la Nueva Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, base de la metamorfosis estructural; y más aun, era inconcebible por no decir absurdo, el que no hubiésemos estado allí, con el pueblo, acompañándolo, sobre todo en esa Educación Bolivariana que concibió y en esa nueva Territorialidad que decidió avanzar siguiendo la Nueva Geometría del Poder. No hacerlo hubiese sido la traición más grave hacia quienes habíamos contribuido a formar, hubiese sido el engaño más grande cometido por unos maestros hacia ese pueblo que siempre ha confiado en sus docentes y lo ha acompañado en sus luchas reivindicativas así como en sus esfuerzos de formación para llevar adelante educación progresista, liberadora, revolucionaria a sus hijos.

 

Era el momento y lugar para desarrollar desde la realidad a escala, lo que habíamos promulgado y con lo que estábamos comprometidos al enseñar aprendizajes a nuestros formadores de formadores. Los mapas elaborados desde las investigaciones, la teoría que habíamos derivado con nuestra praxis, los nuevos conocimientos con los que instigábamos cambios tenían ahora, no un marco utópico, sino carácter concreto, una esperanza de cambio precisado por Diagnósticos con definición de procesos claves, periodización, cartografía, proposiciones y una orientación muy bien definida desde la fuente de poder que emanaba del Gobierno para orientar al pueblo por los senderos de la Nueva Patria. Por primera vez sentimos que desde la dirección del Gobierno se emitía una Política de Estado que contenía todo un germen genuino de transformación que obligaba a repensar todo para hacer lo nuevo; sentimos que se entraba a una fase en el que era posible fortalecer Poder Popular desde la Escuela y que ya no era utopía revolucionaria y ya no era sólo Cuba la que daba el paso como lo hizo desde 1957 con su Revolución, sino que era condicionante de tiempo y lugar para emprender acciones concretas que no eran sólo de aula de clase, sino de Escuela de Pensamiento y Acción tal cual lo pensó Rodríguez, actualizó Freire y promulgó Tovar.

 

El pueblo y sus circunstancias quisieron que un hijo de maestros dirigiera al Estado y liderara la Revolución, éste, a su vez, quiso que un maestro revolucionario muy querido por el pueblo y de gran trayectoria docente dirigiera la Educación, el primero, militar con sólida formación en la Geopolítica del Poder y el segundo, con sólida formación en las Ciencias Sociales pues también había sido discípulo del Maestro Tovar; ambos, Presidente y Ministro nos brindaron el honor de llevarnos a formar parte de su equipo para avanzar transformaciones profundas; orientar la Nueva Política Educativa del país en revolución y que ya habían mostrado camino con la creación de las Escuelas Bolivarianas. Dieron oportunidad para que un discípulo de la Escuela de Pensamiento crítico de Ramón Tovar entrara al Ejecutivo y empujara rumbo iniciado con una Constituyente Educativa de donde había nacido el Proyecto Educativo Nacional PEN en un País que contaba con una naciente Nueva Ciencia para estructuración de su espacio geográfico; las condiciones estaban dadas por acumulaciones históricas y el estallido se había producido, venía desde “El Caracazo” en 1988 y toda una década en la que, a pesar de las luces que el pueblo había dado, se le llevó hacia la profundización neoliberal más aguda que habíamos tenido en nuestra Historia, hacia la entrega de Soberanía más atroz luego de 1830. Esos primeros pasos para ejecutar políticas educativas y  territoriales desde la Nueva Ciencia, estaban dados, había que innovar Sistema Educativo; el Golpe de Estado del 11 de Abril 2002 y sabotaje petrolero de Diciembre 2002- Enero 2003, aceleró la dinámica y el Presidente exigió RRR: Respuestas Rápidas Revolucionarias; desde entonces la Geo historia entró a formar parte de las decisiones de Estado y los aportes que hasta ahora habían sido académicos en ámbitos universitarios, liceos y escuelas, donde había calado el enfoque y ganaba terreno mediante subversión científica, ahora pasaban a serlo en la mayoría de las decisiones de Estado, incluso definida taxativamente en artículos de Leyes como la Ley Orgánica de Educación y la de Educación Universitaria, aprobada en primera discusión, Ley Orgánica de Consejos Comunales, y otras. La Nueva Geometría del Poder creó entonces la necesidad de acelerar currículo y espacialidad en los nuevos modos de producción del conocimiento, siempre asociados a lógicas dialécticas muy dinámicas pues se trataba de superar contradicciones que habían llevado a la casi extinción de la Patria. Venezuela transitaba crisis sociales que reclamaban cambios inexorables.

 

Ya con sus avances entre 1972 y 2002 la Geo historia había pasado de Enfoque a Paradigma de la Ciencia y marcaba pauta del hacer científico, académico, educativo en expansión; sin embargo, a pesar de 13 Eventos Nacionales de debate en los Encuentros Nacionales de las Ciencias Sociales y su enseñanza, de las múltiples aplicaciones en escuelas, liceos y algunas Universidades Nacionales; de su práctica como “Diagnósticos de Comunidades” en muchos lugares por todo el país, estaba muy lejos de ser acompañante generalizada dentro del proceso revolucionario. Fue la Esencia Resemantizadora que emprendió el Comandante de la Revolución cuando proclamó a la Revolución anti-imperial y anticapitalista cuando comenzó a dar frutos y generar dinámica hacia nuevas estructuras por cuanto entraron a fondo, las necesidades de esa nueva condicionante a formar parte del tiempo disponible de trabajo, investigación, formación y creación de nuevas categorías que se avinieran a tan trascendental proclamación; desde entonces Nueva Geometría del Poder y Geo historia son unidad inseparable, comenzaron a forjar políticas desde los nuevos modos de producción del conocimiento y nuevas relaciones de producción social, económica, cultural, política y territorial en tiempo real, fortaleciendo nuevo poder del pueblo; pero, igualmente afloraron diferencias y discrecionalidades de quienes hasta ahora la habían asumido como cuestión académica y no política, sujetada a la llamada  “neutralidad científica” generalizada y universalizada como “Marco Lógico” por la USAID y los organismos multilaterales que impulsaban al neoliberalismo y la escisión Estado-Sociedad para mantener dicha neutralidad como parámetro paradigmático para un conocimiento científico “libre” de política por el supuesto rigor “científico” con que falsamente se cubría al manto de dominación, colonización e ideologización que el capitalismo, el imperio y sus clases dominantes revestían a la Ciencia, cargada incluso con nuevas categorías semánticas “neutrales” como “Postmodernidad”, “Postmarxismo” muy propias de la llamada era del “Fin de la Historia y del último hombre” con la que el conocimiento dominante había proscrito al Socialismo dentro de esa Posmodernidad citada. Pretendieron negar la Historia, tal como el capital niega al trabajo, considerándola “meta relato” para descontextualizar los procesos revolucionarios; pero la oralidad crítica del Presidente fue más poderosa y con su Resemantización de la Historia cargó nuevamente las baterías del Socialismo, ahora universalizado y contextualizado al Siglo XXI.

 

Vino el Comandante a aguarle el guarapo a esa pléyade de científicos Sociales que se regodeaban en los claustros Universitarios con esta fase neo-sofista que inundó al ambiente académico con semántica de cambio para que todo siguiera igual; toda una fase de mímesis discursiva con la que engolosinaban a colegas y estudiantes para  disimular con manto revolucionario los neo-sofismas, que sólo reproducían eurocentrismo y norte americanismo, adquiridos en posgrados del exterior, traídos como moda al país, incluyendo, los del tecnocratismo y excelencia académica que las multilaterales impulsaban con sus becas, financiamiento y estrategias ideológicas auspiciadas por el Banco Mundial BM, Fondo Monetario Internacional FMI, Banco Interamericano de Desarrollo BID, entre otros tantos organismos que los reprodujeron. Proclamar a la Revolución anti-imperialista y anti-capitalista fue incómodo a esas apetencias académicas y, al mismo tiempo que alteró el estatus y compromisos adquiridos con quienes les pagaban en dólares su lealtad “científica” develó realidad de asimetrías, desigualdad, injusticia, todo ello ocultado o invisibilizado por la neutralidad científica en un espacio geográfico que no lo plasmaban, tal como era, en los mapas; por eso, las Universidades, principalmente las autónomas, cuya autonomía era silogismo de aquella supuesta neutralidad académica y científica revolucionaria, pasaron de “vencer la sombra”, a ser lugares de contra-revolución dentro de las cuales se incuban los relictos del Estado Burgués y sus sueños de volver a dominar los escenarios de la política. Es impresionante como se ha estimulado, ahora más que nunca esa política del “Marco Lógico” que ya firmemente cuestionábamos en nuestros orígenes del Enfoque  Geo histórico, cuando por allá en 1982 creamos la Maestría Enseñanza de la Geografía en la UPEL para que como Nueva Ciencia derivara hacia nuevos conocimientos y proposiciones ante la ciencia amputada que seguía  reproduciéndose.

 

Nuestra Maestría, que también alcanzó escenario nacional, contaba igualmente con su heterogénea formación de integrantes, unos vinculados al Centro de Investigaciones Geo didácticas CIGDV que Ramón Tovar, Maruja Taborda, Omar Hurtado, Beatriz Ceballos y otr@s habían fundado a inicios de la década de los setenta, eran espacios de debate desde donde actuaban marxistas ortodoxos, radicales, irreverentes con todas las categorías de marxistas, marxólogos y marxianos que Ludovico Silva estableció, pasando por los moderados, post marxistas, académicos nini, hasta los adecos, copeyanos y masistas que por admiración y respeto a Tovar participaban sin comprometerse, de sus enfoques.

 

                        Respeto, honor y orgullo sentimos por el Maestro quien cumplió consigo mismo y nos honró con su visita al  Despacho del Ministro y del Viceministro en varias oportunidades, para alentarnos con sus sabias orientaciones en la tarea de crear al Sistema de Educación Bolivariana SEB, que como Continuo Humano implementamos entre Enero 2002 y Enero 2007, pues ese SEB estaba cargado de esa Geo historia aprendida, aprehendida y con la que estábamos comprometidos. En el 2005, en pleno fortalecimiento de la Geometría del Poder, el Maestro Le hizo con “Permutaciones Geo Históricas un gran aporte  al Presidente cuando en Edición Especial del Diario VEA le propuso su “Hipótesis de las Dos Venezuela” con la que sintetizó lo que él definió como modesto aporte al Humanismo de la Revolución. Podemos leer parte de su proposición en www.fundaaldeas.org en la sección Artículos pg1 artículo “Permutaciones Geo históricas, bases para tratar la nueva organización geográfica del territorio”. Su marca en nosotros la destacamos en el artículo Homenaje a Tovar “Sólo la Educación impone obligaciones a nuestra voluntad” (www.fundaaldeas.org , Artículos, pg. 3), ahora bien, estoy consciente de que no hemos valorado suficientemente a nuestro Maestro; y a pesar de todo cuanto se ha hecho para avanzar Geo historia como Nueva Ciencia, es débil nuestra fuerza de creación, de acompañamiento al pueblo en Revolución, escasamente nos encontramos con los formados en sus contenidos, formando parte de colectivos revolucionarios; también soy co-responsable de ello y me culpo. Que fácil es entrar a Google y escribir “Ramón Tovar” para que el buscador nos lleve a los múltiples pasajes de su pensamiento y obra; pero, no hemos tenido suficiente voluntad y solidez para seguirlo; nada igual a su artículo “PROBLEMÁTICA GEOHISTORICA” del Martes 27 de Abril del 2010 y que publicamos a sugerencia de otra valiosa de sus pupilas, Luisa Sequera, en el Artículo “Algunas Herramientas Conceptuales Para  Explicar el Espacio Geográfico” (www.fundaaldeas.org  Sección Artículos pg. 3); cuando leemos ese discurso de Febrero 1998 con el que inauguró en Maturín la Maestría “Enseñanza de la Geohistoria”, descubrimos cuan profunda Filosofía dejamos pasar sin valorarla suficientemente; entre tanto hoy, en pleno 2014, luego de un año de intenso sabotaje y terrorismo oposicionista,  luchamos guerra económica contra el imperio y la oligarquía interna para defender nuestra Soberanía y Seguridad Nacional, alimentaria, y de vida, sin pensar suficientemente lo que en sus reflexiones nos ha dejado; mientras tanto, el Plan de Patria espera que los formados en el campo de la Geo historia entren de lleno a acompañar al pueblo en la estructuración de ese nuevo territorio y sistema post capitalista, post rentista y ejerzan su consciencia socialista para la justicia social y económica del Nuevo Estado Comunal. Al tomar textualmente su palabra (planteada en 1998) la leemos  como si no hubiesen pasado 16 años de aquella reflexión; es buen ejemplo para seguir  lo que hemos hecho:

 

       En este espacio actual, no son los gobiernos metropolitanos los que dictan la coherencia económica, ese papel corresponde a las empresas transnacionales, extendidas por el planeta, sin otro compromiso que con ellas mismas por la “deslocalización” asociadas a su correspondiente gemela de las “bolsas financieras”. El mercado financiero define a la globalización; los expertos lo consideran muy frágil, inestable y proclive a riesgos incontrolables. Los casos ya conocidos evidencian lo afirmado; la más reciente crisis, la asiática, lo confirma. Navegamos en la inseguridad, la incertidumbre. La mundialización globalizada, divorciada del control político, conduce a al anarquía cuyas consecuencias no es difícil predecir; ya lo advirtió en su tiempo el Prof. Alfred Sauvy. El reordenamiento espontáneo por el juego del mercado es una ficción. La inseguridad ha estimulado las funciones de los grandes consorcios; si eran pocos y determinantes por la acentuada división de trabajo, ahora serán mucho menos y por su ideología, reñida con lo social, el mundo en que vivimos marcha a convertirse en un prisionero de despreciables guarismos; el lenguaje es por demás conocido: nada de subvenciones, nada de ayuda social, nada de intervención del Estado, absoluta privatización, dominio indiscriminado de los oligopolios. Los débiles estamos emplazados a comprendernos e instruir nuestras defensa. Sabemos dónde estamos, debemos reforzar el conocimiento de “quienes somos”. Se reactualiza el mensaje de Píndaro en “Loor a los antepasados”; la respuesta tiene que surgir de nuestro propio ser; la sentencia de Cicerón retoma nuevos bríos: historia, maestra de la vida, mensajera de la antigüedad. Se impone invitar a la misma mesa a nuestros indiscutibles Rodríguez, Rubén Darío, y todos los que por centurias nos han advertido acerca de nuestro ser, nuestra razón de pueblo, nuestra nacionalidad. Mantener siempre viva, como una maldición, el reclamo de Gabriela Mistral: nos hemos conducido como extranjeros en nuestro propio suelo; apropiaros de la enseñanza de Martí: lo que queda de aldea en América ha de desaparecer; nuestra Atenas antes que la otra Atenas; el grito de Darío en la Oda a Teodoro Roosevelt: un pueblo que ama, habla y reza en español; abrevar sin receso, en Bolívar: el soldado bisoño lo cree todo perdido, cuando es derrotado la primera vez porque la experiencia no le ha probado que la voluntad, la constancia y la paciencia corrigen la mala fortuna, y no olvidar jamás su alerta cuando analizara la causas de la pérdida de la Primera República: los códigos que consultaban nuestros magistrados no eran los que podía enseñarles la ciencia práctica del gobierno, sino los que han formado ciertos buenos visionarios que imaginándose repúblicas aéreas han procurado alcanzar la perfección política, presuponiendo la perfectibilidad del linaje humano. La Geo historia es una ciencia que diagnostica pero que supone compromisos: ella es fiel a la concepción de pueblo como la solidaridad del grupo humano con su territorio, así como la de nación: una comunidad estable, históricamente formada de lengua, territorio, vida económica y psicología, manifestada en la comunidad de su cultura.” (www.fundaaldeas.org Sección Artículos pg. 3). Todo un manifiesto para la realidad mundo de la Contradicción Nación-Imperio y que quiérase o no, tal como nos lo destacó Rodríguez nos lleva a interesarnos por nuestro propio suelo y saber de nosotros mismos si queremos ser libres, soberanos, teniendo, como nos lo dejó el Comandante a su partida: “Ahora tenemos Patria”.

 
El escenario a escala de esa lucha que ahora profundizamos y que el Presidente Maduro debe liderizar con el legado de 14 años  de Revolución a través del Plan de Patria, nos pone en la disyuntiva de nuevos modos de Producción del Conocimiento, pero ahora, sí es verdad que tenemos Patria, también tenemos Nueva Ciencia, con nuevos métodos, nuevos instrumentos y nuevas técnicas: es la Geo historia, son los Satélites Simón Bolívar y Francisco de Miranda, nos hacen accesible la información y las imágenes satelitales en tiempo real, podemos conocer y estudiar nuestra realidad con nuevas Tics, construir nueva cartografía, desarrollar nuevo poder popular en expansión y consolidar sin duda, claridad diáfana para resolver la contradicción Globalización-Lugarización. Hay nuevos subsistemas con nueva institucionalidad cuya dinámica estratégica responde a nuevas categorías de lo real, de manera que no tenemos que depender de categorías tradicionales; más bien, por el contrario, debemos proponer nuevas nociones por los epistemes que creamos. Las Misiones, Grandes Misiones, Micro-misiones se estructuran con métodos a escala, totalmente inclusivos y con innovaciones cuya garantía de éxito está en su concepción de participación protagónica de todos y todas; no es poca cosa como decía el líder. Más de siete millones doscientas mil personas participaron, libremente, fuera de presión, de manera voluntaria en una Consulta Nacional sobre Calidad Educativa, ahora bien Rodríguez lo confirmó con suficiente convicción: “La verdadera utilidad de la creación es hacer que los habitantes se interesen en la prosperidad de su suelo”; debemos lograrlo, contribuir a que sea así. Preguntamos a quienes dominan el arte de la Geo historia ¿lo están haciendo?, hay preocupación y ¿ocupación?. “Es un deber de todo ciudadano ilustrado el contribuir con sus luces a fundar el Estado, como con sus persona y bienes a sostenerlo”. “Tenemos que aprender a ser dueños de nosotros mismos si queremos ser libres. Esta es la guerra verdaderamente difícil” nos lo decía y por cierto, Milton Santos, ese Brasilero gran amigo de Venezuela y de la Geo historia nos lo  afirmó “Un Orden Local se basa en la escala de lo cotidiano, siendo sus parámetros la co-presencia, la intimidad, la emoción, la cooperación y la socialización”, con base en la contigüidad y la adyacencia, tal cual las concibió el Libertador para avanzar su triunfo ante el Imperio Español, esa es la escala de la Comunalización y a eso estará volcado entre 2014 y 2019 el Plan de Patria. Ahora más que nunca la Geo historia tiene el campo infinito de creación para enfrentar la negación y exclusión a la que lo sometió la Globalización y como habitantes de cada lugar, como ciudadanos de la Comunidad somos “legos y prelados” para construir entre todos y todas las Comunas que nos llevarán el Estado Comunal, estructuración socialista con la que superaremos al Estado burgués, servil reproductor de la globalización y su exclusión, sujeto reproductor del eurocentrismo y norte americanismo.

 

La riqueza de esa información de la Consulta Nacional, para quienes practican la Geo historia es incalculable, sólo requiere de voluntad y convicción para hacer uso de lo que ella nos arroja, ojalá el MPPE sepa volcar el Poder de esa Ciencia al desarrollo de la fase de Comunalización, esta es la unidad contraria a la Globalización, por tanto debemos fortalecerla para estructurar los cambios.

 

Invitaría con esto al MPPE a asumir la realización del Primer Gran Congreso Nacional de la Geo historia, para que desde este demos el paso más firme a escala en el proceso de Alfabetización Dialéctica; en tal sentido Sugiero como conclusión y necesidad inmediata para la buena disposición hacia el trabajo Geo histórico lo siguiente:

 

  1. Al Centro de Investigaciones Geo didácticas de Venezuela, superar el estigma y complejo academicista frente a la cualidad revolucionaria del Proceso Bolivariano, asumiendo su reinstitucionalización dentro de los parámetros y circunstancias que condicionan al proceso revolucionario bajo los lineamientos del Plan de Patria 2014-2019, retomando sus experiencias desde la Educación Inicial hasta las Especializaciones, Maestrías y Doctorados en los que ha participado. Acompañar al Ministro en su loable tarea de transformar el MPPE.

  2. A las Maestrías de Enseñanza de la Geografía, Historia, Ciencias Sociales, Geo historia; de las diversas Universidades que las ejecutan así como las de Ciencias Estratégicas de la UBV y de Gestión Revolucionaria de Políticas Públicas de la UNEFA, Planificación Comunal de la EVP,  encontrar los parámetros de unidad de la diversidad desde el Paradigma Geo histórico, sus métodos, instrumentos y técnicas incorporados a la nueva realidad de la Sociedad de la Información y del Conocimiento para acompañar al pueblo en avanzar las Cinco Revoluciones que planteó el Presidente para avanzar Socialismo. La riqueza de sus Tesis de Grado debe ser potenciada para activarlas como concreción, reagrupando a sus egresados como agentes revolucionarios.

  3. Al Vicepresidente para el sector Social, Héctor Rodríguez, Ministro del MPP Educación impulsar, apoyado en los enfoques de la Geo historia, la alfabetización dialéctica del pueblo, asumiendo a la Educación Ubicua, como expresión y concreción de Toda la Patria una Escuela en tanto se concreta territorialmente Comunalización del pueblo, Bases de Misiones, Circuitos educativos y nuevas relaciones sociales, culturales, económicas e institucionales.

  4. Al MPP Para Educación Universitaria Ciencia y Tecnología y MPP Para las Comunas, profundizar desde los Paradigmas de la Geo historia, la concepción de Comunalización como Nueva Territorialidad concebida en la estructura de las Reciente y novedosas Universidades  Territoriales, así como el proceso de integración de Consejos Comunales en Comunas y Corredores Comunales, de manera que en ellas se conjuguen las acciones de equipos transdisciplinarios de esencia ubicua, por regiones, ejes y corredores comunales, articulando entrelazamientos y redes  intersubjetivas del mundo complejo a escala de Corredores Comunales.

  5. Que esta dinámica dada su complejidad sea asumida desde la Geo historia para facilitar su articulación, divulgación, trabajo conjunto a toda escala con profundización de sus métodos, técnicas e instrumentos para que se democraticen y sea cotidianamente usada en las salas estratégicas y de batalla de los Consejos Comunales, unidades de batalla Hugo Chávez de cada Círculo de lucha popular y con ello se rinda, homenaje en vida, al Maestro Ramón Tovar, creador de la Geo historia, aun activo en la Academia Nacional de la Historia.

 Desde www.Fundaaldeas.org haciendo un trabajo con el equipo de Zona Educativa de Nueva Esparta y su Autoridad Educativa pudimos construir un conjunto de mapas que reflejan los resultados de la Consulta, también lo estamos haciendo con Aragua, a objeto de planificar las estrategias educativas del Estado para solucionar contradicciones derivadas de la información y proposiciones que presentó el pueblo al atender el llamado a participar. La imagen expresa ejemplo elaborado desde el Enfoque Geo histórico.

 

          

 Los invito a visitar www.fundaaldeas.org y acompañarnos en esa tarea. En nuestra web hacemos aportes y los recibimos de quienes quieren hacerlo en tanto asuman que sólo la educación impone obligaciones, en tanto hábitos, a nuestra voluntad; es un medio de la Revolución Tic que impulsamos para la Revolución Bolivariana haciendo uso de nuestra formación dentro  del Paradigma Geo histórico quien nos facilita la praxis para alcanzar nuevas estructuras, articuladas a las condicionantes de momento, lugar y escala.

 Nuestra co-responsabilidad queremos compartirla con Ustedes: por

 

  1. El Sistema de Educación Bolivariano como un Continuo Humano, Social, Histórico, y  

  2. la Comunalización como nueva estructura que crea nuevas relaciones sociales, económicas, políticas, institucionales y territoriales.

  

Armando Daniel Rojas 

Fundaaldeas.org 

Noviembre del 2014