descargar en PDF con gráficos.

Fundaaldeas en apoyo la posición del Presidente Maduro y su política de respeto a la Soberanía a raíz de las declaraciones del Subsecretario de Estado amenazando al Gobierno Revolucionario Bolivariano, ratificadas por el propio Presidente Barack Obama desde México. Febrero 2014 ante la nueva acción imperial durante el golpe de estado fascista de Leopoldo López y su partido “Voluntad Popular” quien ha provocado hasta el momento de estas reflexiones 8 muertos, más de un centenar de heridos, unos cuantos miles de millones de dólares USA en pérdidas y la angustia de un pueblo libre, soberano, sometido a presión por el imperio dentro de lo que queda descubierta como la receta aplicada a Siria y que en forma conjunta se la ejecutan también a Ucrania, fijamos posición y orientamos, tal cual es nuestro propósito para la unidad y cohesión de pueblo informado, consciente profundizando Socialismo.

Primero fueron las amenazas proferidas por el Subsecretario de Estado advirtiendo la consecuencia por la que pasaría Venezuela si arrestaban al golpista Leopoldo López y luego las del propio Presidente USA Barack Obama, quien condenó la violencia en Venezuela y pidió al Gobierno de Nicolás Maduro "atender los reclamos legítimos" de su pueblo, en lugar de desviar la atención expulsando a diplomáticos estadounidenses con "falsas acusaciones", hecho en un mensaje a medios al término de la cumbre de América del Norte en la ciudad mexicana de Toluca (centro). Obama exhortó al Gobierno venezolano a liberar a los manifestantes que han sido detenidos en las protestas opositoras y entablar un "diálogo verdadero". "En lugar de desviar la atención de sus propias carencias expulsando con falsas acusaciones a diplomáticos estadounidenses, el Gobierno debería concentrarse en sus esfuerzos en atender los reclamos legítimos del pueblo venezolano". Toda una arenga intervencionista de apoyo a la subversión y obstaculizando aplicar justicia.

                Como se trata de otra injerencia más, ahora en voz del Propio Presidente guerrerista “Premio Nobel de la Paz” quien demostró con el asesinato de Kadafi, invasión a Libia y apoyo financiero y armas a los mercenarios opositores para la destruccón de Siria, que por petróleo no le tiembla el pulso para los crímenes de terrorismo de estado, por eso, acompañamos las afirmaciones que hacemos con el mapa de las intervenciones de USA en Latino América que permita recordar lo que ha sido su política real en nuestro Continente y se tomen previsiones como Pueblo y Gobierno Libre en el desemascaramiento de quienes están ´realmente detrás del golpe de estado que se desarrolla contra Venezuela..

            En Abril del 2012 el Presidente Chávez denunció y demostró la participación de USA en el golpe de entonces y que el pueblo y Fuerza Armada revirtieron en menos de 48 horas; luego, en Febrero del 2005 el Ministro Moncada afirmó desde Londres ante las declaraciones del Director de la CIA: “La República norteamericana lamentablemente nace como una República, pero al mismo tiempo como una República imperial, como una República con ambiciones de crecer a costa de sus vecinos y lo hizo a partir del propio nacimiento, que es la Primera República moderna, a finales del Siglo XVIII, en 1776 su independencia, en 1787 se firma la Constitución norteamericana. Desde ese mismo momento los Estados Unidos ven como una presa fácil sus fronteras, y lo primero que atacan son las fronteras españolas del Continente norteamericano, así lo hacen con la Luisiana española, así lo hacen con la Florida española, y ven la guerra de independencia de las colonias españolas como una oportunidad para apropiarse de más territorio de las antiguas colonias españolas, y no como una oportunidad para expandir la libertad en el mundo. … Así lo hicieron con Florida, por ejemplo, en 1819, y hicieron a cambio de no reconocer a las nuevas Repúblicas independientes que se declararan contra España; así lo hicieron también en el caso de Cuba, cuando hubo un plan para independizar, para liberar a Cuba, desde México, desde Venezuela, por las dos partes, en el año de 1825; Estados Unidos se opuso firmemente a la independencia de Cuba porque pensaba Cuba o permanecía española, como un parte de un imperio decadente, o tenía que ser norteamericana, nunca como parte de una Nación independiente y libre.”

“Los Estados Unidos nos vieron como los hijos del despotismo español, miserables herederos del oscurantismo católico. … En 1823, precisamente, aparece el presidente James Monroe, de los Estados Unidos, quien plantea la famosa doctrina Monroe, que lo que dice es que no se va a permitir ningún nuevo poder imperial fuera de América, es decir europeo, en el territorio americano, no se va a permitir que una colonia europea cambie a manos de otra potencia europea, si cambia a manos tiene que ser para libertad, pe-ro sobre todo dice: "América para los americanos".

“Desde el principio esa doctrina lo que estaba diciendo era: América para los Estados Unidos de América. No estaba diciendo: América para todo el Continente americano.”… “empieza el conflicto entre los Estados Unidos, apenas creciendo, y el imperio británico que era el gran imperio del Siglo XIX, por controlar los mercados latinoamericanos, que comienza a principios del Siglo XIX, y todo el Siglo XIX y todo el Siglo XX una constante: controlar mercados en América Latina, controlar materias primas en América Latina, incluso las conquistas territoriales que le hacen a los países latinoamericanos se hacen en nombre de un tercer principio: primero mercado, segundo venta de productos, tercero seguridad estratégica. Y Para salvaguardar la seguridad de los Estados Unidos tenían que expandir sus fronteras.” Comienzan a hacerlo arrebatando la mitad de territorio a México.

            Respecto a Venezuela la actitud injerencista de USA desde los propios orígenes de la Patria contra Bolívar, precisamente saboteando la solicitud de créditos hechos por El Libertador al Reino Unido para avanzar la Guerra de Independencia, luego el sabotaje al Congreso Anfictiónico de Panamá, siendo su aliada Colombia con el propio Vicepresidente Santander con quien Venezuela comienza a tener más que un vecino, un enemigo jurado que asume exactamente la expansión territorial desde nuestras tierras. Comienza la política del Gran Garrote con Roosevelt y ese gran garrote fue el que le aplicaron a Cipriano Castro, precisamente. Pero como lo aplicaron con la diplomacia de las cañoneras en 1902, a principios del Siglo XX, potencias europeas, Teodoro Roosevelt intervino y paró el bloqueo, forzó a que el bloqueo cesara, pero luego dijo: "Yo voy a hacer cumplir a Cipriano Castro". Y por eso en 1903 y en 1904 “planeó una invasión, donde colocarían a varios de las altas élites comerciales caraqueñas, como la familia Boulton, los presidentes testaferros, los jefes testaferros de la nueva República invadida por Estados Unidos, y en 1904 pararon el plan, pero el plan estaba hecho. (Moncada nos recuerda que) El Gobierno de Cipriano Castro tuvo enormes conflictos con los Estados Unidos y con las potencias europeas, simplemente por defender una política nacionalista de defensa de nuestros recursos y de la dignidad nacional.”

            A principios del Siglo XX los Estados Unidos expanden su frontera, ya no nada más le quitan territorio, sino invaden decenas de países de América Latina: México, Nicaragua, Cuba varias veces, República Dominicana, Haití, Panamá varias veces, le quitan Panamá a Colombia en 1903, que Panamá era parte de Colombia hasta 1903, y Teo-doro Roosevelt dijo: "Yo tomé Panamá".
Y se la quitó, y Panamá nace como un país colonia precisamente de los Estados Unidos. La secuencia de esa política durante el Siglo XX la sintetiza el mapa de intervenciones de USA anteriormente presentado.

            Esta realidad ahora está alimentada por la crisis interno de USA y su dependencia por el déficit presupuestario y la deuda interna y externa más grande del mundo cuyas dimensiones son superiores a la suma total de las deudas de los demás países, la cual lo ha llevado a un círculo cerrado de mayor endeudamiento para dinamizar su propia economía, creando impacto en la crisis del capitalismo y el capital. El mapa es expresivo, la suma total de las barras de AL está por debajo del total de la deuda de USA y ya es cíclica la crisis siendo la última un producto de las diferencias en el Congreso entre Demócratas y Republicanos. Resuelven sus crisis internas con las injerencias, guerras y destrucción en el resto del Planeta.

Eso es el contexto, (nos dice Moncada), un contexto de agresión, un contexto donde no respetan la soberanía y donde ellos consideran que sus intereses valen sobre todo los intereses del resto de las Repúblicas pequeñas. Siguen haciendo peticiones indignas a nuestros países, y siguen considerándonos su patio trasero. USA es un país que cree en la guerra preventiva, un país que cree que los organismos internacionales no tienen sentido, que no cree en las Naciones Unidas, que usa a la Organización de Estados Americanos como martillo para definir a sus enemigos, como en el caso de Haití, que lo hizo hace poco, el año pasado, y nadie dijo nada; un país que usa su enorme poder económico para callar a los países de Centroamérica, porque los chantajea diciéndole que si no va a devolverles a millones de sus conciudadanos que están viviendo en los Estados Unidos; un país que chantajea a grandes países, como México, con tratados de inmigración, y hace declaraciones groseras contra México y la zanahoria que se le ofrece es que: "Te voy a dar un tratado permitiendo que los pobres de tu país puedan entrar a mi país".

            Lo que realmente está detrás de todo ello es la pérdida de influencia y poder a escala internacional y principalmente en América Latina, sobre todo después de la primera década del Siglo XXI cuando los procesos políticos progresistas desatados por la Revolución Bolivariana y la Unidad Latino Americana encabezada por la triada Argentina-Brasil-Venezuela quien dio al traste con el ALCA, política de dominación que implementaba Bush y que Chávez comenzó a enfrentar desde la Cumbre de las Américas en Canadá hasta desmontarla totalmente.

Con la pérdida de poder económico, aceleran la del poder armamentista. La secuencia gráfica con sus mapas permite ver cómo ha ocurrido en la década la expansión militar desde USA, sobre todo con el salto que da desde el 2002 y 2003, con incesante crecimiento sobre todo en la expansión de las bases militares, principalmente en Colombia, correspondiéndose con la presencia del poder petrolero, la riqueza biológica y la de los recursos de agua dulce que aspira a controlar.

Mientras esto sucede la secuencia de mapas políticos de las tres últimas décadas en América Latina ha evolucionado hacia un escenario progresista que sin duda expresa países que dejaron de ser el “patio trasero” de USA por voluntad popular. La mayor parte practica Democracias Progresistas por lo que USA ha arreciado su presencia militar y con ello, su injerencia en asuntos internos.

            Sin duda el avance progresista de América Latina comienza cuando se venció la política de “Tercera Via” que impulsó USA en estos países como forma de “calmar” las tensiones que provocó el Neoliberalismo en esa secuencia que los afectó a casi todos y por cuyo descontento reaccionaron; esa política encabezada por Brasil desde la Presidencia de Cardozo fue inspirada para AL por el ala centro izquierda de Demócratas y Republicanos quienes la concibieron a través de Procesos Constituyentes sin que realmente cambiaran nada, sólo calmaran descontentos. Pensaron que Chávez haría lo mismo que ya se había dado en Brasil, Chile, Colombia, Perú, Bolivia, etc. En su desprecio y seguridad hegemónica pretendieron imponer al Comandante Supremo sus estrategias pero no contaron que era realmente la Revolución Bolivariana en su continuidad de aquella que contribuyeron a frustrar en 1830.

Los resultados se han visto; ahora en la segunda década del SXXI, CELAC, UNASUR, MERCOSUR, ALBA, PETROSUR, PETROCARIBE entre otras, son realidad y aun cuando crean la Alianza Pacífico para contrarestar y dividir a CELAC, no pueden evitar la integración y la unidad de la Patria Grande, por eso usan a países hermanos como esquiroles para tratar de reventar esa unidad y van adecuando a las circunstancias históricas la modalidad de golpes de estado que han aplicado con éxito en Honduras y Paraguay pero les fracasó en Venezuela 2002, Ecuador, Bolivia; y usan sus aliados con los que lograron implantar TLC para tratar de desviar la esencia integracionista; po eso debemos analizar con sumo cuidado nuestras relaciones con Colombia, pues ya sabemos las dificultades que tuvo que enfrentar el Comandante Supremo con el hermano país sobre todo dirigido por Uribe Presidente narco-paramilitar que ahora aliado a la derecha internacional presidida por Asnar (de España) ha volcado sus odios fascistas contra nuestra República, reeditando, en pleno SXXI los odios de Santander y la oligarquía colombiana hacia Bolívar, cosa utilizada por USA para establecer las 8 bases Militares en Colombia y promover, cada vez con más descaro la injerencia en asuntos internos de Venezuela; no en balde crearon el la Secretaría de Estado la Oficina Especial par asuntos de Venezuela.

Venezuela y Colombia a decir del Comandante Supremo son “siamesas”, un Territorio sin solucion de continuidad que desde hace cinco siglos el poder imperial, de Europa, le impuso cultura, asimetrias, idioma, religión y divisiones geopolíticas para dominarlas como colonias. Hoy son Repúblicas con conflictos de límites y fronteras, alimentados por el imperio en su inestabilidad, para para asegurar dominación y acumulaciones perversas, que mantienen separados a los pueblos. La perversa política del Imperio unida a oligarquías de cada país crean niveles de conflicto, inestabilidad y contradicción que sólo son posible su solución con unidad, Soberanía y Libertad, para garantizar Paz, Bien Común y Desarrollo. Cada uno de los países ha respondido después de 1810 como República   desde la articulación propia de sus oligarquías con el Imperio, en Colombia dándole continuidad desde el Virreinato y en Venezuela, diferenciada de aquella por no haber sido Virreinato, pero por haber entrado con la petrolización a la División Internacional del Trabajo para garantizarle dominación al Imperio.

La inestabilidad colombiana durante el Siglo XIX y XX llegó a su Zenit con el asesinato de Jorge Eliecer Gaitán por la oligarquía, hasta ese momento había sido de 1,73 años/Presidente. Él mismo había pronosticado mas de 50 años de guerra fratricida del pueblo si su asesinato se consumaba, y tal cual fue así, desde entonces Colombia vive una guerra civil cruenta que se ha acentuado día a día, de la cual se beneficia esa oligarquía, aliada al imperio. Han logrado internacionalizar tal violencia vinculándola a la producción de droga, narcotráfico, paramilitarismo y armamentismo, factores en los que el país ha alcanzado el deshonroso primer lugar mundial. Tal violencia ha sido eje de la Doctrina de “Seguridad Democrática” que Uribe, la oligarquía y el Imperio han desarrollado, focalizandola en los países limítrofes, de los cuales el más afectado ha sido Venezuela. No podemos olvidar que el Ministro de la Defensa ejecutor de esas políticas es el actual Presidente Juan Manuel Santos que fue quien realizó la invasión a Ecuador basado en su política de “Seguridad Democrática”. No es casual sus injerencias en asuntos venezolanos que el Presidente Nicolás Maduro le ripostó.

El mapa de la insurgencia del Atlas 2002 de Colombia, se le relaciona con el peso de la población en estados de frontera en Venezuela para que se tenga clara explicación de la inestabilidad que genera. El mapa permite demostrar la falsedad de Uribe para inculpar a Venezuela en proteger las FARC en campamentos secretos impidiéndole derrotarlos definitivamente.La inestabilidad colombiana generalizada en todo su territorio e internacionalizada, presenta hoy los signos mas degradantes en el marco de los derechos humanos al descubrirse las fosas de la muerte que son “fosas comunes” secretas con los cientos de miles de campesinos ejecutados extrajudicialmente para justificar la lucha contra insurgente, asesinados dentro de la política de “seguridad democrática” y la perversa aplicación de los “falsos positivos”, como denominan a los supuestos guerrilleros que eliminan, y los cuales no son más que pueblo masacrado y luego vestido con uniformes y armas de la guerrilla para presentarlos como resultados de supuestos enfrentamientos. En los últimos dos años se han descubierto cientos de esas fosas y el Departamento en en que más nº de asesinados encontrados ha sido El Meta donde se encuentra “la Macarena” la mas grande descubierta con más de dos mil cadáveres; y suguen descubriendo tales.

Las estadísticas son indicador de esa violencia generalizada y esa guerra civil, se observa que en el Gobierno de Uribe se dio el crecimiento constante de la subversión, paramilitares y el cultivo de coca. Los grupos armados se triplicaron en la primera década del Siglo XXI, en especial el de las AUC, aparentemente desmovilizadas por la Política de “Seguridad Democrática” de Uribe.

La fuente es el propio Atlas de Colombia 2002, publicación oficial del período de Uribe.

La implicación de esos delitos de lesa humanidad son los desplazados que por el país y exterior suman a los emigrantes por violencia; y afecta a niños y niñas que crecen desvinculados expandiendo el problema a los países vecinos. Colombia es el país de mayor rango mundial en este problema; Venezuela, Ecuador y Brasil los más afectados directamente en tanto la contiguidad y adyacencia. Las FARC junto al ELN y otros son fuerzas insurgentes que dominan gran extensión del país. Uribe y la oligarquía crean un medio contra insurgente: las AUC paramilitares vinculados al narco tráfico y hampa que hace de Colombia el territorio de guerra civil que es actualmente. Esa estrategia la volcó Uribe sobre Venezuela y llegó hasta el extremo de ratificar su odio al afirmar “Sólo me faltó tiempo para invadir a Venezuela”.

            El responsable directo intelectual, agitador publico y confeso del golpe de Estado de Febrero 2014 es Leopoldo López, defendido por Uribe, Obama, la derecha fascista internacional y nacional. A pesar de las amenazas del Departamento de Estado el Gobierno Revolucionario lo llevó tras las rejas y está siendo sometido a juicio respetándole todos sus derechos a la legítima defensa y el pueblo confía en que se le sancionará pues ya su causa por hacer lo mismo en Abril del 2002 había sido sobreseida aplicándole sólo la inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos. Ahora es enjuiciado, sin embargo reincide ahora desde un plan en el que el Departamento de Estado se abre públicamente y el propio Leopoldo López se entrega luego de las amenazas que profiere contra Venezuela en voz del Subsecretario, el Secretario y el propio Obama.

            La Fiscalía le imputará los delitos de homicidio intencional calificado, terrorismo, lesiones graves, incendio de edificio público, daños a la propiedad pública, intimidación pública, instigación a delinquir y de asociación para delinquir. Si la Justicia esta vez se cumple no quedarán impunes los muertos y el país recobrará, al menos por esta vez, la confianza en su órganos de justicia.

            Mientras todo esto ocurre, en el Estado Táchira se han acentuado las “guarimbas” y desde Colombia se introducen acciones de terrorismo que obligaron al Presidente a tomar medidas especiales como REDI Occidental fortaleciéndola con mayor contingente de Fuerza Armada. Está claro se aplica, como afirmamos al inicio, la receta Siria y Libia, creando condiciones de inestabilidad y violencia en territorios de frontera para introducir paramilitares, armas, finanzas a los alzados vinculandolas, en condiciones más extremas al contrabando, desabastecimiento y presión al pueblo, todo encabezado por el Alcalde de San Cristóbal, denunciado por el Ministro de Relaciones Interiores y de Justicia como fundamentalista del fascismo.